Martes, 11 Julio 2017 19:12

La educación y su perfeccionamiento, en el debate parlamentario

Escrito por ACN

La Habana- En la mira de los parlamentarios cubanos estuvo hoy el perfeccionamiento del sistema nacional de educación, tema que el diputado Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, calificó de esencial, apasionante y, sobre todo, de futuro.

El también miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba acompañó a la Comisión de Atención a la Juventud, la Niñez y la Igualdad de Derechos de la Mujer, de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que dedicó buena parte de su segundo día de sesiones al análisis de la marcha del proceso, con especial énfasis en la enseñanza-aprendizaje de la Historia.
Enriquecedor fue el debate, que vuelve a sumar la opinión de los diputados a una construcción realmente colectiva, pero no de un grupo de expertos y directivos, sino de los maestros en ejercicio, el estudiantado y sus organizaciones, la propia familia, organismos, instituciones, personalidades y cuantos pueden aportar al éxito de esta empresa.
En qué otro país son consultados educadores y educandos, sobre todo para algo semejante, eso es concebible y posible solo en una sociedad como la nuestra y tiene un nombre: democracia, afirmó Jennifer Bello Martínez, miembro del Consejo de Estado y de esta comisión parlamentaria, profesora ya y hasta hace poco presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba.
Otros diputados destacaron que este tercer perfeccionamiento llega a la hora exacta, en momentos de cambios en la sociedad, de grandes desafíos y mayores exigencias, de las cuales la escuela cubana de ninguna manera puede desentenderse.
No por gusto, entre las principales modificaciones está la creación de nuevas oportunidades de superación y capacitación, una respuesta a las expectativas y necesidades de esa fuerza laboral que de manera creciente va incorporándose al sector no estatal.
En la enseñanza-aprendizaje de la Historia el reto es, incluso, todavía mayor y se impone una verdadera transformación, en los contenidos, en la metodología, en la manera misma de enseñar, pues, por ejemplo, de la Protesta de Baraguá no puede hablársele igual a un escolar de primaria que a un futuro bachiller.
Todo este perfeccionamiento exige una mejor formación y mayor preparación de los docentes, y la comisión parlamentaria consideró prioridad de prioridades todo lo relacionado con la captación y el ingreso a las especialidades pedagógicas, incluida, por supuesto, la labor de formación vocacional desde las edades más tempranas.
Ya quisieran muchos en el mundo un sistema educacional como el de Cuba, pero lo alcanzado nos permite sentirnos inconformes y proponernos lograr niveles superiores, de ahí el perfeccionamiento continuo, que está en la esencia misma del proceso, porque la nuestra ha sido una revolución educacional permanente, afirmó en el resumen el diputado Díaz-Canel Bermúdez.
Hablamos de un perfeccionamiento de la educación cubana en general, no de un nivel o tipo de enseñanza, sino de un todo, bien articulado y en perfecta armonía, que garantice esa formación integral, el vínculo consciente y la participación social del ciudadano, recalcó.
Para el Primer Vicepresidente, el hecho de comenzar la implementación experimental de este perfeccionamiento constituirá la principal novedad y el mayor reto del curso escolar 2017-2018, y punto de partida para su validación, constante evaluación, consolidación y generalización en años venideros.
Reafirmó la confianza en los educadores cubanos, pieza clave y factor decisivo para el éxito en este empeño, elogió su compromiso, consagración y altruismo, y aseguró que este proceso en marcha pretende y logrará liberar a ese personal de toda carga innecesaria y que le resta tiempo para su preparación y autosuperación.
Aspiramos a que la escuela sea un espacio agradable, para el alumno y, también, para el maestro; un lugar amado, entrañable, al que se acude cada mañana con alegría; como queremos que sea el centro cultural más importante de la comunidad, expresó.
En otro momento de su intervención, Díaz-Canel Bermúdez, opinó que la Historia, como la Formación Cívica y el Marxismo-Leninismo, es una materia que tiene que atravesar transversalmente el sistema educativo, estar presente al impartir las restantes asignaturas, y es que cada una tiene su historia y esos saberes hay que compartirlos.
Bien como herramienta, bien como contenido, la Historia y, sobre todo, nuestra historia, resultan indispensables, para entender y ayudar a transformar este mundo caótico e incierto en que vivimos, para enfrentar la agresividad imperial, ese hegemonismo que pretende avasallar, barrer culturas, identidades y cualquier atisbo de pensamiento emancipador, recalcó.
Eso hace aún más importante la misión del maestro y más imperiosa la labor de sembrar ideas, forjar convicciones y alentar sentimientos, de enseñar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes a pensar, razonar y a discernir, a amar su patria, sus tradiciones, su gloriosa historia, su cultura, añadió Díaz-Canel Bermúdez.

Visto 2377 veces

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found