ganado menor

Las Tunas.- A pesar de que en el segundo semestre del pasado calendario se implementaron acciones con el fin de aumentar la cría de ovinos, caprinos y otras especies, la Empresa Provincial de Ganado Menor (Egame), ubicada en esta oriental región de Cuba, no alcanzó los índices previstos.

Ante la necesidad de una mayor producción para sustituir importaciones y garantizar la alimentación, esta entidad aumentó el precio de compra significativamente a los ganaderos y aunque sí fue un impulso en la disminución de las diferencias entre lo real y lo planificado, no llegaron a las 355 toneladas, alcanzando solo 330.

En estos saldos negativos incidió la situación crítica que afectó al territorio en los primeros seis meses del año cuando la sequía era una constante, existía un déficit de alimento animal por la deuda en la entrega de pienso, que alcanzó las 155 toneladas en diciembre; la falta de combustible y los brotes de enfermedades en estos animales, que conjuntamente con la ausencia de varios medicamentos, entre ellos, antiparasitarios, no se pudo controlar el padecimiento, afectando la masa ovina.

El ingeniero agrónomo Julio García Cruz, director general de la Egame en la provincia, informó que a diferencia de años anteriores, “como nos tenía acostumbrados esta entidad, no estamos a la vanguardia nacional y fueron muchos factores que lo provocaron”. En ese sentido, señala que “específicamente en la producción de conejos, de 30 toneladas acordadas solo se obtuvieron 18, porque no se pudo importar alambres para las jaulas y ello repercutió en la cría”.

Sin embargo, en la sustitución de importaciones Egame Las Tunas distingue por su gestión de excelencia en la comercialización de carne a diversos polos turísticos del país. Durante el 2019, a hoteles ubicados en la capital nacional y en provincias adyacentes como Holguín y Camagüey, esta empresa aportó cerca de 58 toneladas, casi 40 más de las concebidas. 

PROYECCIONES

En el 2020 aumentar las crías ovinas, caprinas y de conejos es prioridad en el sector tunero. Además de la comercialización de estas especies, la entidad se dedicará también a la producción, por lo cual el programa de desarrollo se sustenta en la entrega de dos fincas, una en La Dalia y otra en Veguita, ambas en el municipio cabecera, las cuales devienen en centros genéticos.

Sus objetivos esenciales son la crianza de carneros genéticamente modificados y la cría de conejos con una raza más eficiente, con lo que mejorará la masa ganadera para diversificarla entre los productores y se respaldarán los planes productivos.

El directivo enfatizó el interés de la empresa en alcanzar las 320 toneladas planificadas para el presente año, más si se cuenta con una buena contratación con las formas productivas y con nuevos mecanismos en la entrega de productos tecnológicos, pues los que antes se obtenían mediante el Grupo de Logística (Gelma), a partir de ahora se comercializarán en la misma Unidad de Ganado Menor, lo cual será más directo con los productores”, subrayó.

La entidad, como otra de las alternativas por adoptar, atenderá de manera especial a unos 200 campesinos, con el propósito de trabajar en el mejoramiento de las crías y así producir animales de razas con características eficientes y sustituir importaciones.

Escribir un comentario