escoria negra

Las Tunas.- Especialistas de la Empresa de Aceros Inoxidables (Acinox) de esta provincia del oriente cubano han propuesto el uso de la escoria negra en la construcción de carreteras. Aunque el proyecto aún está en fase de estudios de factibilidad, los primeros datos son alentadores, por lo que significaría en términos de eficiencia económica y cuidado del medio ambiente.

En Cuba, y también en Acinox, sí hay un camino recorrido en el aprovechamiento en la industria de materiales de construcción de la escoria blanca, resultante de la etapa de afino del acero; no ocurre así con la escoria negra, un subproducto de la etapa de fusión de la chatarra metálica.

La idea, hecha pública durante una feria empresarial realizada aquí con motivos de la última sesión de la Asamblea Provincial del Poder Popular, implicaría la construcción de una planta aledaña a la acería de la fábrica para procesamiento de ese material, formado fundamentalmente por calcio, hierro y silicato de magnesio.

Según explicó Alexánder Rodríguez Guerrero, jefe del Grupo Técnico de Acinox Las Tunas, el proceso consistiría en moler y luego separar magnéticamente las partículas metálicas de la escoria negra, clasificándolas según su granulometría. La parte más gruesa se usaría para la subbase, o sea el terraplén de la carretera; y la parte más fina iría en las capas de rodamiento de las vías, mezclada a un 10 por ciento con la grava habitual, añadió.

ampliacion carretera central LasTunasPor cada colada de acero, la fábrica tunera genera entre 700 y 800 kilogramos de escoria negra, que en la actualidad es colocada en un depósito sin uso práctico alguno, condenando a la esterilidad el suelo donde se encuentra. “Lo que tenemos allí alcanzaría para asfaltar a 227 kilómetros de carretera”, aseguró Rodríguez Guerrero. El diseño de la planta procesadora, subrayó, se hizo a partir de modelos similares a la tecnología del fabricante original de la acería, lo cual garantizaría su adaptación al proceso productivo.

La propuesta ahora transcurre por los análisis de factibilidad, a fin de que pueda ser asumida, al menos en parte, por los fondos del Gobierno local, a partir de la contribución territorial para el desarrollo.

Las potencialidades de la escoria negra de Acinox Las Tunas ya había sido advertida en el 2011 por una investigadora de la Universidad de Holguín. Fuera de Cuba, el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas de España confirma los positivos resultados de su empleo como material para explanadas, subbases y bases de carreteras. Desde el punto de vista económico, analistas de una universidad de Perú sostienen que además de este hecho, significa una ventaja económica al reducir en un 57 por ciento los gastos destinados a la construcción de la base de las vías.

Varios países ya están empleando con éxito la escoria negra en la construcción de carreteras, destacándose Japón que aprovecha ocho millones de toneladas anuales; Francia, siete y Gran Bretaña, 4,5. También lo hacen otras naciones como Alemania, Estados Unidos, Austria, Bélgica, Canadá, España, Chile, Venezuela, Argentina, Colombia y Guatemala.

Escribir un comentario