humedales9

Las Tunas.- El 2 de Febrero es reconocido como el Día Internacional de los Humedales, con el objetivo de sensibilizar en la conservación y el uso racional de estos mediante acciones locales y nacionales, como contribución al logro de un desarrollo sostenible.

Desde el año 1997, fecha en que se comenzó a celebrar la fecha, estos ecosistemas en Cuba y, específicamente, en la provincia de Las Tunas gozan de una especial protección y son objeto de planes específicos de uso racional.

Aquí la mayor extensión de manglares se ubica en el sur del municipio de Jobabo, en el humedal de Biramas, declarado Sitio Ramsar, categoría que reconoce a humedales importantes a nivel internacional por el grado de conservación de sus valores faunísticos y florísticos.

Conscientes de la importancia de estos humedales frente a los desafíos del cambio climático, en Las Tunas se acometen acciones, que no responden a una fecha, sino que de manera constante están en las líneas de interés local para garantizar su conservación.

En diálogo con 26 Digital, Amado Luis Palma Torres, jefe de la Unidad de Medioambiente en la Delegación Provincial del Citma, comentó que el trabajo con estos sistemas ambientales y su conservación es tarea de vital importancia para no estar indefensos frente al cambio climático.

“Los manglares constituyen los ecosistemas de humedales más representativos y relevantes de Las Tunas -manifestó el especialista. Más de 30 mil hectáreas se encuentran en ambas costas y hoy es tema priorizado en la Tarea Vida estudiar su salud y vitalidad, fomentarlos en áreas claves y manejarlos de forma sostenible, pues constituyen una barrea infranqueable ante los efectos del cambio climático”, destacó.

Muchos son los resultados que se ponderan con estos tesoros naturales. El próximo 5 de Junio, Día Mundial del Medioambiente, la provincia concluirá un amplio programa de acciones, iniciado en enero, en el que se realizarán, entre otras iniciativas, labores encaminadas a proteger los manglares.

“El aumento de los bosques costeros mediante la repoblación de áreas deforestadas, especialmente con los mangles rojo, prieto, blanco y la yana, sobresalen entre las faenas”, dijo Palma Torres.

En los municipios tuneros con ecosistemas marinos costeros, especialistas de la Empresa de Conservación de la Flora y la Fauna y la Empresa Agroforestal rescatan zonas muy afectadas por el paso de los años y por la incidencia de diversos fenómenos naturales y antrópicos, que es el impacto humano sobre el medioambiente, refirió.

Urge conservar estos territorios, pues son ecosistemas que albergan una alta diversidad biológica. Son además, reguladores naturales del clima y el ciclo del agua y contribuyen en el control de inundaciones y sequías. Generan recursos hidrológicos que suministran agua a poblaciones en su área de influencia, tanto para su consumo como para su uso agrícola y ganadero y constituyen zonas de actividad laboral o de recreación para los seres humanos como son la pesca y el turismo.

Estas especies, caracterizadas por su exuberante belleza, son refugio para la reproducción de peces, moluscos y crustáceos, aves, reptiles, entre otros animales.
Según la Convención de Ramsar, más de mil millones de personas dependen de manera directa o indirecta de los humedales: pesca, agricultura, turismo, abastecimiento de agua, entre otros. Por ello, la organización del Día Mundial de los Humedales promueve la necesidad de su conservación con el fin de recordar que estas zonas geográficas no son terrenos exclusivamente silvestres de los que, lamentablemente, el 63 por ciento ya ha desaparecido respecto a 1900.

Humedales 2 si

Escribir un comentario