acinox las tunas 1

Las Tunas.- Cinco mil toneladas en la Acería y dos mil 600 en Laminador 200T, que equivalen al plan del mes de enero de ambas unidades empresariales de base (UEB), son la principal muestra del respaldo de los trabajadores de la Empresa de Aceros Inoxidables (Acinox) del Balcón de Oriente al cumplimiento de sus metas para el presente calendario.

Así trascendió en la reunión resumen de las discusiones desarrolladas en esa entidad con todo el colectivo, para definir las estrategias que permitan cumplir el plan del 2020. De esos ejercicios de pensamiento colectivo, emanaron un total de 87 planteamientos, que van dirigidos más que a la demanda de recursos, a la búsqueda de soluciones internas a las problemáticas que afectan los procesos productivos.

El mayor reto de Acinox en el 2020 está encaminado al uso eficiente de los portadores energéticos, por constituir una de las entidades con más alto consumo no solo en el territorio, sino a nivel de país, como explicó Ramón Ávila, director de Producción.

"Los índices de consumo previstos están muy ajustados, pero si convertimos a la eficiencia energética en nuestra prioridad diaria, es posible mantener los niveles de actividad", apuntó.

En ese sentido, ya se observan resultados alentadores, como el hecho de que la UEB de Laminación (Laminador 200T), concluyera el mes de enero con su mejor índice de consumo de la historia. Lo logrado no fue fruto de la casualidad, así lo hizo saber su director Miguel Moreira.

"En los momentos en que más crítica estuvo la situación en el 2019, no nos quedamos de brazos cruzados, decidimos emplear el tiempo en un trabajo muy profundo de mantenimiento al laminador, y eso se revirtió en que noviembre y diciembre pudieran calificarse, desde el punto de vista de los resultados productivos, entre los mejores de la historia. Ahora concluimos enero con 30 toneladas por encima del plan y nuestra mirada está en las 40 mil de encargo estatal. Todo lo que hagamos internamente, se convierte en resultados", aseveró el directivo.

Para la Acería, los retos son enormes, pero la voluntad de sus trabajadores ha impedido que se detenga el proceso productivo, ante un ambicioso y muy necesario plan de 50 mil toneladas de palanquillas para exportar, como explica Wílber Gómez Ávila, director de esa UEB: "Con objetividad podemos decir que nos enfrentamos a una situación muy compleja, y enero fue un mes sin descanso, de noches enteras sin dormir, para no fallar a nuestro objeto social. No hubo un día en que no tuviéramos que apelar a soluciones alternativas, a veces riesgosas, pero lo hicimos. Podremos pararnos por falta de algún recurso, pero nunca por falta de voluntad y de empeño de cada uno de nuestros trabajadores, porque esta obra es colectiva".

Eraldo González Árias, director general de la empresa, dijo que los planteamientos de los trabajadores trazaron muchas líneas que constituyen prioridad para los administrativos en su gestión. Señaló, además, que fueron muy objetivos y directos en sus reflexiones, lo que habla del compromiso colectivo.

"Los debates arrojaron varias propuestas dirigidas a la búsqueda de variantes de producción nacional, como alternativas a productos que hoy importamos a muy alto costo. Eso también es posible si continuamos desarrollando nuestro potencial científico. Por solo citar un ejemplo, la recuperación de casi cinco toneladas de electrodos, nos permitió ahorrarle al país 13 mil 500 euros, y eso dice mucho de lo que podemos hacer desde dentro, más allá del apoyo que nos brinde el país, nuestro OSDE o el Ministerio.

"El bloqueo nos ha golpeado muy fuerte y lo seguirá haciendo mientras exista, pero no podemos detenernos ante esas dificultades. Eso ya lo hemos demostrado y lo seguiremos haciendo", destacó.

Fuentes:

Granma

Escribir un comentario