Produccion de helado

Las Tunas.- En medio del panorama de tangibles carencias de abastecimientos en la red de Comercio, la Empresa de Productos Lácteos Las Tunas comienza el año con el reto de hacerle frente a la falta de materias primas y diversificar sus producciones mediante un óptimo aprovechamiento de los recursos.

Osmani Atencio Legrá, director técnico productivo de la entidad, asegura a 26 Digital que para el 2020 tienen proyectado un aumento de alrededor de mil 500 toneladas más de yogur de soya que las que se elaboraron en el período anterior.

“Nuestra empresa se ha convertido en un complejo industrial, con una infraestructura moderna, que en la línea del yogur experimentó un mantenimiento general, e inyección de maquinaria automatizada, lo cual ha permitido que estemos en condiciones de crecer en los planes productivos -puntualiza Osmani-.

“En estos momentos afrontamos serias limitaciones con la leche en polvo. La fábrica de helado se encuentra inoperable por esa causa y una serie de productos como el chocolet y el dulce de leche, popularmente conocido como leche condensada, no se están elaborando. En la medida que recibamos los recursos comenzaremos inmediatamente su fabricación. Nuestra prioridad es mantener el abasto de leche para la canasta básica y el yogur.

“Durante este año pretendemos lograr 10 toneladas mensuales de miragur, un nuevo alimento, altamente nutritivo, a base de suero, maicena, azúcar y saborizante. Desde que comenzamos su distribución, en el 2019, ha gozado de mucha aceptación por parte del pueblo tunero y hemos logrado el aprovechamiento de los residuales de la leche que antes no tenían utilización en ningún proceso.

“La elaboración de yogur azucarado y del queso mozzarella están destinados principalmente a la sustitución de importaciones y a tributar al turismo local, de conjunto con el helado. En el año anterior produjimos alrededor de 100 toneladas de yogur y unas 240 de queso, aunque en este último no logramos cumplir con la planificación prevista.

“El lácteo se encuentra en condiciones de elaborar distintos tipos de quesos como el cubanito, el caribe, entre otras variedades, pero la poca capacidad de nevera nos golpea en este empeño. Para el 2020 tenemos la proyección de eliminar tal obstáculo y poder diversificar nuestra línea en correspondencia con los preceptos de la empresa estatal socialista. Ante cualquier limitación solo nos resta sobreponernos y seguir produciendo alimentos para la población”.

En correspondencia con los planteamientos del presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su visita a la provincia, sobre la necesidad de preservar la inocuidad de los alimentos, la empresa se encuentra en el proceso de terminación del registro sanitario de la línea de yogur. Han enchapado las paredes, creado los servicios sanitarios y ultiman los detalles para que el proceso funcione bajo los estándares de higiene reglamentados. Una vez concluida esta inversión, el directivo asegura que se construirán los registros de las otras líneas productivas.

El colectivo de 550 trabajadores labora con sentido de pertenencia ante el reto de obtener una mayor variedad de productos mediante el máximo aprovechamiento de los recursos y materias primas del territorio, sin reducir la calidad de los alimentos.

¿POR QUÉ SE ROMPEN TANTAS BOLSAS DE LECHE?

Esta interrogante nos llega por parte de muchos pobladores que han sido testigos de charcos de leche en las inmediaciones de los puntos de venta a causa del derrame del producto normado, un lujo que la economía nacional está muy lejos de poder permitirse.

Osmani Atencio Legrá nos explica las condiciones que conllevan a este lamentable incidente, que tiene lugar cada día en nuestra ciudad.

“La empresa no está ajena al problema -puntualiza-, no nos hemos quedado de brazos cruzados. Desde septiembre del 2019 hemos enfrentado serias afectaciones con el nailon de polietileno que el país importa para el envase de la leche y el yogur.

“A falta del importado estamos utilizando el de producción nacional, que no tiene las características necesarias para el óptimo sellado. Hemos realizado una serie de adecuaciones en las máquinas selladoras. Hay que mencionar que el movimiento de aniristas aquí se ha tomado la tarea como una prioridad y han logrado variaciones, pero aun así el espesor del nailon que se emplea afecta la hermeticidad.

“Estamos experimentando la rotura de las bolsas desde el primer momento en el que la maquinaria comienza a envasar, luego cuando pasa a las neveras, después cuando el carro distribuye a los diferentes establecimientos. Una vez que el derrame ocurre en los puntos, estos lo informan al puesto de mando de Comercio y la empresa repone la misma cantidad después del mediodía; pero por supuesto, que nos representa pérdidas.

“Tomamos la medida de llevar el yogur de soya a granel a los municipios, de forma que contemos con una cobertura para poder envasar la leche y el yogur del municipio cabecera.

“Actualmente estamos enfrascados en la elaboración de un nuevo sistema de juntas para la maquinaria, que condicione una mayor hermeticidad porque no tenemos otra solución a corto plazo. Lamentablemente, el recrudecimiento del bloqueo ha llegado hasta cada esfera de la economía y nuestra meta es avanzar ante cualquier obstáculo y no retroceder nunca”.

Escribir un comentario