Imprimir
Visto: 809

barras corrugadasLas Tunas.- Ahora mismo la economía estatal en esta provincia del oriente cubano y los lanzadores del béisbol doméstico tienen algo en común: deben mejorar su control si quieren progresar en sus respectivos ámbitos. Pero si un fracaso de estos últimos causaría solo descender en el campeonato nacional, para las empresas y unidades presupuestadas del territorio no ocuparse del asunto supondría serios daños a la sociedad toda.

Hace poco la Contraloría Provincial revisó los mecanismos internos del sector público local para vigilar el uso adecuado de sus activos y recursos y descubrió que varias entidades lo hacen siguiendo normas desactualizadas. Marbelis Almaguer Infante, contralora jefa en el territorio, recordó que la Guía de autocontrol para las actividades empresariales y presupuestadas ya tiene una versión fechada de este mismo año; sin embargo, varios de los escrutados por el organismo que dirige ni siquiera la conocen.

Esta es una situación por resolver con la mayor premura posible, de cara a la próxima comprobación nacional al control interno prevista para abril del 2020, dijo Almaguer Infante durante la plenaria mensual sobre la economía en Las Tunas. En esa ocasión, aclaró, en el Balcón del Oriente Cubano se examinarán 15 entidades cuya identidad no se conocerá con anticipación para que todas se alisten como si fueran a ser objeto de evaluación. “Queremos que la preparación sea constante y educativa”, afirmó.

VEA AQUÍ: Guía de autocontrol para las actividades empresariales y presupuestadas

El propósito fundamental de dicho sondeo, adelantó, será el encadenamiento productivo, aunque también se inspeccionarán otros aspectos decisivos como el control de combustible, de los procesos de contratación económica de los medios de transporte y seguridad vial; los pagos a las formas de gestión no estatal, las cuentas por cobrar y pagar y el uso adecuado de los inventarios.

Las tensiones vistas en la economía tunera a causa del recrudecimiento del bloqueo estadounidense pusieron al desnudo reservas en materia de control, opinó Yelenis Tornet Menéndez, vicepresidenta del Consejo de la Administración Provincial (CAP). Ella hizo notar que durante los días de restricción de combustible se observó un nivel de actividad indicativo de que en ciertos casos no se vigilaba todo lo que se debía el destino de los carburantes en los vehículos estatales.

Es inadmisible que algunos empresarios no dirijan atentos a los indicadores económicos, concluyó Wílliam Ramírez Pérez, miembro de Buró Ejecutivo del Comité Provincial del Partido a cargo de la esfera de Economía y los Servicios.