bpa banca remota cuba 0001

Las Tunas.- Una mayor automatización de sus procesos y caminos más expeditos para el uso del peso cubano (CUP) serán los puntos de énfasis del Banco Popular de Ahorro (BPA) de esta provincia durante el 2020, comentaron durante el resumen anual de dicha institución aquí.

A pesar de las limitaciones que el bloqueo estadounidense impone a la adquisición de tecnología, la institución financiera no cesará en su empeño de continuar extendiendo las bondades de las herramientas digitales en pro de agilizar los trámites y servicios que presta. Así, por ejemplo, continuará extendiendo el enlace por fibra óptica a todas sus sucursales y proseguirá las mejoras en lo referente a los canales electrónicos de pago. Durante el 2019, solo adscritas al BPA, se abrieron 28 mil cuentas bancarias soportadas en tarjetas magnéticas, mientras que tres mil nuevos clientes se registraron en la Banca Móvil.

En el encuentro se supo también que habrá una potenciación del uso de la moneda nacional en las operaciones cotidianas. Para eso, informaron que se colocarán billetes de mayor denominación en los cajeros automáticos.

En reiteradas ocasiones, el Gobierno cubano ha insistido en que cualquier medida en la dirección de eliminar la dualidad monetario-cambiaria vigente en el país tendrá en consideración proteger los fondos de la ciudadanía existentes en los bancos. La confianza de la población local por el sistema bancario tunero es evidente. Así lo prueba el que más de la mitad de las cuentas de ahorro depositadas aquí están bajo la modalidad de plazo fijo.

Al propósito de mejorar la calidad de sus ofertas, igualmente tributa la incorporación a la infraestructura del BPA de varias oficinas que hasta hace poco pertenecían a las Casas de Cambio (Cadeca), cuyas operaciones de cambio de moneda eran mínimas. Ahora, bajo la égida bancaria continuarán acercando a más personas a servicios altamente demandados como el pago de pensiones, de jubilaciones, impuestos y de créditos.

Los directivos del banco finalmente subrayaron el rol del Sistema Bancario en la disciplina fiscal y crediticia en el territorio, de cuya salud dependen buena parte de los ingresos presupuestarios.

Nidia Rodríguez Vega, directora del Banco Popular de Ahorro (BPA) en Las Tunas, reflexionó sobre el estatus de servidores públicos del colectivo. Por ello, dijo, no pueden cesar en el esfuerzo por captar nuevos clientes, sobre todo, entre los cultivadores de granos, tabaco y productores de carne de cerdo. Como tampoco, concluyó, en la sensibilidad y preocupación por atender las inquietudes de la población que acude a sus sedes.

Escribir un comentario