caracol01

Las Tunas.- En esta oriental provincia, la correcta manipulación y eliminación del caracol gigante africano han permitido que, desde su aparición en el municipio capital hace poco más de nueve meses, esta especie invasora no se propague en el resto de los municipios.

Detectado solo en el reparto Velázquez, específicamente en el Consejo Popular 6, la situación de este enemigo de la naturaleza y los seres humanos está bien controlada, pues los cerca de siete mil ejemplares encontrados ya están eliminados y los vecinos de la comunidad se encuentran en completa vigilancia.

En diálogo con 26 Digital, Osiris Campos Espinosa, especialista en Cuarentena del Departamento Provincial de Sanidad Vegetal en la delegación del Ministerio de la Agricultura en Las Tunas, informó que a través de las direcciones municipales en el territorio se realizan acciones de vigilancia y rastreo semanales en todas las entidades de este sector, por la parte fitosanitaria y pecuaria, y hasta el momento no se ha reportado la presencia del caracol en áreas agropecuarias.

En ese sentido, enunció que no solo se trabaja con la Agricultura, sino también con la comunidad: “Los integrantes de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), conjuntamente con Salud Pública, desempeñan un rol imprescindible en la primera línea de recolección y eliminación de estos animales”.

Asimismo, el especialista refiere que para ello se les ha dado una capacitación técnica a los productores y demás trabajadores de la Agricultura, para su correcto manejo, y los medios de comunicación dan la información necesaria a la población para el control de esta especie invasiva.

Osiris Campos señaló, además, que en las escuelas aledañas a ese consejo popular, donde se reportó únicamente la incidencia del molusco, se imparten talleres tanto a los estudiantes como a los profesores y se han dado conferencias para incrementar el nivel de percepción de riesgo y enseñar las pautas por seguir ante cualquier hallazgo del caracol.

“Si encuentran a este animal, no se puede tocar, y al manipularse debe hacerse con un guante o cualquier otro artefacto que sustituya el contacto directo con la especie, pues la misma presenta un parásito que puede causar severos daños al ser humano”, aclaró.

caracol501

Escribir un comentario