la esquina

Las Tunas.- Con el objetivo de llegar a los diferentes estratos de la población con un servicio cada vez más completo, eficiente y a la vez rentable, se ha puesto en marcha una estrategia para el ordenamiento de la red del Comercio y la Gastronomía en toda la provincia, que involucrará la recategorización de los 52 restaurantes y otras unidades estatales.

Luis Manuel Páez, director de Gastronomía del Grupo Empresarial de Comercio, comentó a 26 Digital que esta es una iniciativa que se despliega a nivel de país, pero que Las Tunas ya había creado las bases para actuar al respecto y redefinir con claridad qué unidades pasarán a la red especializada y cuáles a la popular.

“Nuestra pretensión es elevar la categoría de algunas instalaciones como el restaurante 2007, La Esquina y La Arboleda, que han sido objeto de inversiones destinadas al remozamiento del local, cambio de mobiliario y mejoramiento de los insumos y que dado su confort pueden elevar su categoría y generar mayores ingresos a la actividad gastronómica", puntualizó Luis Manuel.

“Todos los restaurantes de la provincia estarán inmersos en el proceso de ordenamiento. Queremos diferenciarlos con primera y segunda categorías. Los que brinden los servicios más completos y exhiban mejores condiciones tanto estructurales como en las ofertas, tendrán precios un poco más elevados, de forma tal que se traduzcan en salarios más decorosos para los trabajadores de estas unidades.

“No se trata solo de elevar los precios, lo que buscamos es lograr más profesionalidad y eficiencia, al punto de competir con las instalaciones de su tipo pertenecientes al sector privado. Para ello, vamos a categorizar también a los administradores de cada una de las unidades.

“Nos proponemos trabajar solo con personal apto para la actividad comercial, que no hayan llegado al sector después de procesos de malversación en otras esferas, y cuenten con la capacidad de atender a la población y hacer frente a las limitaciones, con la premisa de que hay que asegurar los alimentos para la familia tunera.

“Con respecto a la red popular, debo recalcar que esta siempre será una prioridad para el grupo. Vamos a proteger las unidades que se encuentran en escuelas, hospitales, centros de transportación masiva de pasajeros y otras.

“El proceso hurgará al interior de nuestros gastronómicos, sobre todo, las nuevas generaciones. Sabemos que en muchas ocasiones el trato que reciben los comensales en locales nuestros no es el óptimo, que se dan situaciones de marcada falta de cortesía y educación formal. Queremos evitar este flagelo.

“Estamos laborando de conjunto con la Universidad, los órganos de control, la Asociación Culinaria y por supuesto, nuestra escuela de Comercio. Intentamos involucrar a los estudiantes en proyectos como la Noche Tunera, de manera que conozcan el medio y creen sentido de pertenencia, responsabilidad. Queremos que todo el personal sea ejemplo de cordialidad, para eso nos estamos preparando”.

La Gastronomía tunera desanda el 2020 con grandes expectativas en pos de la eficiencia y rentabilidad. Por delante le quedan algunos retos por enfrentar como la falta de insumos, sobre todo, de vasos, cuestiones que podrían atentar contra la recategorización de las unidades.

Escribir un comentario