riego

Las Tunas.- Los suelos de La provincia de Las Tunas este año recibirán el beneficio del agua como nunca, mediante la incorporación de más de 900 nuevos sistemas de riego, los cuales favorecerán a alrededor de mil 870 hectáreas.

La tecnología, financiada por el Programa Mundial de Alimentos y el Proyecto de Desarrollo Local Cooperativo, dirigido a la región oriental, incluye enrolladores y sistemas de riego semiestacionarios, según un informe circulado por la Delegación del Ministerio de la Agricultura (Minag) en el territorio.

Con el montaje de esta técnica, Las Tunas tendrá la posibilidad de emplear regadío en el 7,2 por ciento de las tierras cultivables, un gran salto si se tiene en cuenta que antes de la llegada de los flamantes equipos en el 2019, solamente se beneficiaba el dos por ciento de los suelos.

Es la provincia más castigada por la sequía en el Archipiélago, con un promedio de precipitaciones, anualmente, de mil 38 milímetros, según el mapa isoyético, aunque de los últimos cinco años en el 2017 y 2019 se registraron más precipitaciones que de lo habitual, gracias al acumulado en los municipios de Majibacoa, Las Tunas, Jesús Menéndez y Puerto Padre.

El documento del Minag reconoce que de los 35 embalses administrados por el organismo, dos tienen abierto el muro y no acumulan agua, y solamente ocho han recibido mantenimiento en el dique.

Escribir un comentario