c majibacoa

Las Tunas.- Tras un período salpicado por disímiles dificultades que no han dejado progresar la zafra en los niveles previstos, los azucareros tuneros lejos de amilanarse, hacen firme el compromiso de trabajar por convertir a marzo en el mes más productivo de la presente cosecha, lo cual supone fabricar más de 40 mil toneladas del dulce.

Para Pedro Jiménez Espinosa, jefe de Zafra en el territorio, "al asumir esa responsabilidad lo hacemos conscientes de que no puede haber fisura en los indicadores de la eficiencia agroindustrial y que nuestra gestión debe acercarse lo más posible a la perfección para sacarles el máximo de productividad a las oportunidades que nos den el clima y los recursos en cada fecha".
En ese sentido cabe señalar que las mil 568 toneladas de azúcar extraídas el lunes 2 de marzo -168 más que las exigidas por jornada-, constituye fiel demostración de cuánto se puede lograr cuando todos los factores actúan aunadamente sin pérdida de tiempo, con disciplina y consagración en la dirección principal: cortar, tirar y moler la mayor cantidad de caña posible por día.
Tal demostración avala, además, los compromisos contraídos por los responsables de la contienda en los centrales Colombia, Majibacoa y Antonio Guiteras de conseguir producciones promedio por jornada de 250, 500 y 650 toneladas, respectivamente, durante este mes.
En tan crucial momento de la campaña, es la mejor manera que ellos tienen para mantener la esperanza de cerrar marzo con unas 110 mil toneladas del dulce.
Sin dudas, lo que resta por hacer es bastante respetable, pero si Las Tunas alcanza el objetivo de marzo y hace lo que corresponde en el histórico abril y en mayo, su aporte en azúcar a la economía nacional será decoroso. De eso se trata.

 

Escribir un comentario