juliapinoLas Tunas.- Es la misma mujer que conocí y entrevisté un noviembre, hace siete años. Ella, desde su modestia, me recalca que no. Sin embargo, sigue con esa sonrisa que le ilumina el rostro, le da un “toque” y hace honor a su gen “trabajador y exigente”.

Para mí será siempre la eterna compañera que amanecía en los pasillos del Periódico o el Poligráfico, garantizando hasta el mínimo detalle -una y otra vez- de los procesos asamblearios del Comité Provincial del Partido o cualquier evento de importancia. O la federada que con 19 años integró la organización y “corrió” por el campo o la ciudad para cumplir las tareas.

Los años no pasan por gusto, así dice, pero no renuncia a caminar para realizar algunas diligencias en la calle o el barrio. Elegante y sencilla a la vez, jovial y conversadora, también me recuerda que fue maestra en el municipio de Majibacoa, atesora la Medalla 23 de Agosto (de la FMC) y las más altas distinciones del Mined y el Minint.

Es cubana, la que honramos en marzo y enaltecemos los dones en medio de una historia de vida fructífera, abnegada, llena de horas sin descanso y fuera del hogar para cumplir sus deberes revolucionarios y menesteres sociales. Julia Pino ya está jubilada. Empero, es la federada y militante fiel y entregada que fue desde sus años mozos.

Inquieta por la espiritualidad de la familia, el rumbo escolar de los nietos, los tantos hijos de vida que tiene por cercanía afectiva, el entorno y lo que sea útil al país, la provincia y la Revolución, hace lo cotidiano de su vida y le brotan las memorias de cuando fundó la FMC por los predios de Majibacoa. O siente el dulce peso de aquella carpeta llenita de papeles, para materializar y controlar las tareas del Departamento Político Ideológico del Partido en Las Tunas, en el que hizo su trinchera laboral.

Es Julia Pino la tunera activa, en su piel y en la de las tantas “Julia” que como ella, incluso con otros nombres propios, ponderan a sus congéneres este Día Internacional de la Mujer. Incrustaron sus huellas con el sol naciente, por encima del tiempo. Y están en ese ir y venir de rostros nuevos, en la continuidad que defendemos y el batallar diario. No importa que esté jubilada. Es Julia Pino.

Comentarios   

# PEDRO JIMENENZ 09-03-2020 07:17
FELICIADES CAMARADA USTED SE TIENE BIEN MERECIDO ESTE HOMENAJE.

VIVA LA MUJER CUBANA
Responder

Escribir un comentario