sol calor

Las Tunas.- La provincia muestra indicadores bastante desfavorables en las precipitaciones durante el 2020. Los embalses de abasto a la población rondan, apenas, el 48 por ciento de su capacidad de llenado. Esto enciende las alarmas y exige mayor ahorro y control.

Así destacó a 26 Digital Mirtha García Rojas, delegada de Recursos Hidráulicos en el territorio. Igualmente reconoció que se mantiene activo el Grupo Provincial de Enfrentamiento a la Sequía. Sus miembros realizan encuentros periódicos en la sede del Gobierno y van implementando las medidas que cada situación requiere.

“Tenemos dos fuentes subterráneas ya afectadas por la sequía; una, en el municipio de Amancio, y la otra, en 'Colombia'. Pero el escenario se puede volver mucho más complejo en la agricultura y la ganadería.

“Los embalses destinados al consumo humano tienen alrededor de 292 días de cobertura. El que está en mejores condiciones es Playuela, con 536. Le sigue Rincón, con 348 jornadas; luego, Cayojo (234); Copo del Chato y Jobabito, ambos con 219 y, por último, la presa Juan Sáez, con alrededor de 196.

Hasta mayo transcurre el período seco. Y en esta etapa ha llovido en Las Tunas por debajo de la media histórica. Solo el mes de enero lució favorable con precipitaciones por encima del 170 por ciento de la norma. Febrero y lo que va de marzo están muy por debajo de lo previsto.

 

Escribir un comentario