acinoxLas Tunas.- Autoridades del Partido y el Gobierno en Las Tunas comparecieron a la última emisión del programa radial Alto y Claro, para ofrecer una necesaria valoración sobre los indicadores socioeconómicos al cierre del año, en medio de un panorama marcado por severas limitaciones con el combustible a causa del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

Los servicios y actividades demandadas por la población se restablecen paulatinamente, pero todavía el territorio no se halla en una fase de normalidad. Tan solo en el recién concluido mes de noviembre se dispuso de un 70 por ciento del diésel para todas las prestaciones.

En este período resultaron afectados la transportación de pasajeros, el suministro de harina para la elaboración del pan normado, los ciclos de vaciamiento de fosas, la recogida de desechos sólidos y el abasto de agua por pipas, sobre todo, en las 30 comunidades de Puerto Padre y Manatí, que reciben el vital líquido por vía férrea.

Igualmente recibieron perjuicios renglones exportables como las palanquillas de acero, producidas en la Empresa de Aceros Inoxidables (Acinox). Además, el 96,4 por ciento de las ventas netas no se han efectuado de manera satisfactoria por incumplimientos en la zafra azucarera.

Jaime Chiang Vega, presidente de Asamblea Provincial del Poder Popular, puntualizó que actualmente priorizan el programa de la vivienda, teniendo en cuenta que las mil 700 concluidas aún no satisfacen la demanda de la población. Además, la localidad tiene las potencialidades para impulsar la elaboración de materiales de construcción.

Ante la escasez de recursos urge mantener la solidaridad entre los tuneros y cumplir con las medidas establecidas. Los directivos refirieron la necesidad de que los choferes de autos estatales contribuyan al traslado de personas. No menos importante resulta la cooperación de las empresas y del sector residencial en la disminución del consumo de energía a fin de evitar los apagones.

MÁS ALLÁ DEL DÉFICIT…

El esfuerzo y el compromiso de los trabajadores constituyen piedras angulares para el impulso de los programas socioeconómicos, independientemente de la disponibilidad de recursos materiales. Esa realidad es evidente en la calidad de las ofertas gastronómicas, el cumplimiento de los precios topados y la recreación que hoy pudieran encontrar soluciones en el factor humano.

Aquí existen ejemplos del buen hacer en función del beneficio social. La camaronera Sanros, ubicada en el municipio de Colombia, logró un récord productivo. Asimismo, el territorio mantuvo los servicios básicos a la población como la salud y la distribución de la canasta normada.

Manuel Pérez Gallego, primer secretario del Partido aquí, significó que las nuevas inversiones para el 2020 permitirán una mejoría en la economía local; entre ellas, la terminación de 10 naves en el porcino El Bleo y tres avícolas, que repercutirán de manera positiva en la alimentación del pueblo.

Recalcó que debe primar la calidad de los servicios y desterrar las justificaciones y la morosidad en la solución de los problemas. Para lograr ese propósito se ha dialogado en diferentes escenarios con trabajadores, jóvenes estudiantes y docentes de todos los municipios.

Al finalizar la emisión del programa radial, Pérez Gallego transmitió en nombre del Partido una felicitación al pueblo tunero por responder al llamado del país y contribuir con esmero a preservar las conquistas sociales.

 

Escribir un comentario