Imprimir
Visto: 1160

alimentostunas1

Las Tunas.- El Centro de Desarrollo Local y Comunitario (Cedel) es una institución cubana de investigación y desarrollo que ofrece servicios científicos y técnicos en materia de desarrollo local. En diálogo con su rectora, Ada Guzón Camporredondo, compartió varias reflexiones sobre el tema y las soluciones que puede aportar en el contexto actual.

“Muchos de los problemas de importancia estratégica pueden tener solución o mitigación desde los propios municipios, en correspondencia con la capacidad de los territorios al implementar procesos de desarrollo local”, señaló Camporredondo.

Frente a la situación epidemiológica que vive la nación, la directora del Cedel refirió que “ante la necesidad de elaborar una estrategia para la etapa de recuperación de la crisis provocada por la pandemia, en medio de un contexto internacional complejo e incierto y lidiando con los efectos de la escalada de acciones del Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, el nivel local se ratifica como reservorio de potencialidades y espacio de resiliencia y construcción de alternativas viables e innovadoras, resultando complemento esencial para el desarrollo del país”.

Ada Margarita Guzon CamporredondoAsimismo, refiere que estas acciones posibilitan producciones agropecuarias, de la Agricultura Urbana y Suburbana, minindustrias; incluso, el añorado encadenamiento de sus empresas locales con otras de subordinación nacional.

“Desatar los nudos que limitan las fuerzas productivas es también un incentivo para el fomento de sistemas productivos locales y del fortalecimiento y diversificación de la base económica municipal”, destaca Ada Guzón. Todo ello a través “del aprovechamiento de las potencialidades locales, estimular sinergias con proyectos objetivos e introduciendo resultados de la ciencia y tecnologías adecuadas que condicionen bases propicias para sostener la innovación”.

El Cedel, perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, investiga e interviene en acciones de promoción del desarrollo local. Para el logro de resultados eficaces en este apartado, refiere Camporredondo, “se necesita de una cooperación institucional robusta y creativa, capaz de conducir procesos participativos de desarrollo sustentable y dar respuesta a las demandas acumuladas y nuevas de la sociedad.

“Es vital tener como soporte un sistema de planificación integral y la base jurídico-normativa adecuada a las regulaciones vigentes, y al unísono, estimular la producción de recursos financieros en el propio territorio. En paralelo, consolidar las bases de participación popular, comprometida y responsable al aportar cada cual lo que corresponda”, esa es la esencia.

Sobre esa misma pauta, la especialista abogó por “el desempeño de un nuevo rol y hacer uso de la autonomía que le concede la Constitución de la República en el escenario municipal; el cual dependerá, por una parte, del nivel de preparación y las capacidades de innovación que desarrolle el territorio y por otra, de la coexistencia de políticas -nacionales, sectoriales, regionales- dentro del marco legal, así como de la aplicación de modelos, plataformas y decisiones que se tomen en el nivel correspondiente”.

Entonces, hablamos de que “acercarnos al ideal significa desplegar los procesos de desarrollo que respondan a los intereses locales y nacionales, mecanismos que, sin dudas, hoy necesita mucho el país”, concluyó.