carbon717

Jobabo, Las Tunas.- Más de dos mil toneladas de carbón vegetal empacados hacen de la planta clasificadora, situada en Jobabo (en las instalaciones de la antigua Makenaf), un coloso en la industria del biocombustible, pues a solo cinco meses de iniciado el año y con disímiles inconvenientes que generaron atrasos, parece no haber cuerda floja para esa entidad que avanza a toda carrera.

materia prima carbón jobabo 720 x 540En abril, la planta empacó las 550 toneladas que produjeron los carboneros del municipio y asimilaron otras 200 del resto de Las Tunas, alistando así más de 700 para la venta.

“Mayo marcha excelente, hay mucho carbón en el campo, existe una mejor estrategia de recogida, se garantiza el pago directo a los productores y aquí no falta el esfuerzo de los operarios. Superaremos las mil toneladas puestas en bolsa”, expresa Osdelio Rodríguez, director de la Unidad Empresarial de Base perteneciente a la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna.

Durante los meses de lluvia decae un poco la materia primera, por eso ahora tratan de acumular cuanto sea posible, y estimulan, además, el crecimiento de las brigadas en las zonas donde los marabuzales tienen mayor rendimiento.

Idael Zamora, uno de los fundadores del centro, explica que entre los obreros no hay reparos para trabajar el tiempo que sea necesario en pos de hacer más. Él es un hombre que asegura, le gusta su labor.

Allí se funciona en colectivo, y a pesar de que no todo está bien en materia de atención, más en estos días, con tantas dificultades para asegurarles algunos suplementos a los trabajadores, dicho engranaje es lo que mueve tanta laboriosidad.

Poco a poco van recuperando el atraso, unas 800 toneladas. Y para más mérito, es probable que cuando concluya el 2020 el sobrecumplimiento esté por encima de esa cifra, si mantienen el ritmo de producción actual.

Escribir un comentario