LaSiguaraya

Puerto Padre, Las Tunas.- La producción de alimentos deviene prioridad en esta provincia ante la crisis epidemiológica. El llamado a elevar las respuestas productivas, cubrir las entregas planificadas a la industria nacional y además atender las demandas de población colindante, son objetivos que marcan el actuar diario de quienes laboran en el módulo de casas de cultivos protegidos y semiprotegidos La Siguaraya, pues ellos conocen de la importancia de su entrega y están dispuestos a aumentarlas.

Siguaraya directorUbicadas en el municipio de Puerto Padre, estas parcelas techadas se crearon con la finalidad de producir hortalizas de óptima calidad para responder a la demanda turística, pero desde hace ya unos meses no es igual. Además de entregar las cantidades pactadas a la Empresa de Frutas Selectas de este territorio y un poco más, garantizan alimentos directamente a la población, sustituyendo importaciones.


Nada se detiene en estas casas de cultivo. Al decir de Rolando Fernández Rodríguez, jefe de este módulo, las 2,47 hectáreas de cultivos protegidos, y una de semiprotegidos para las hortalizas, no paralizan sus ritmos y con el empleo de la rotación de siembras obtienen frutos de excelencia que en tiempos de Covid-19 son más necesarios.


“No es una época buena para las hortalizas porque es el verano y las casas superan los 45 grados -asegura Rolando-, sin embargo, bajo estas condiciones los trabajadores se mantienen en su posición y cumplen sus misiones, porque ellos saben que el país lo necesita”.


                                           EL TRABAJO LA TIERRA LO AGRADECE


En este enclave priman los buenos resultados, ahora con una crisis epidemiológica, serán mejores, como respuesta de estos productores que no creen en pandemias, ni en bloqueo económico.


“El año 2019 tuvo sus méritos por los excelentes resultados, en el cierre de abril se cumplió igualmente el plan de la producción en un 120 por ciento y de 300 mil pesos que teníamos que dar, entregamos unos 400 mil.


“Igual resultado se patentizó en mayo, pues de 80 mil pesos en venta que teníamos que entregar, contabilizamos más de 180 mil, con lo cual logramos más del doble de cumplimiento. El plan del año es cosechar unas 260 toneladas de producciones totales, sin embargo, nuestra añoranza es alcanzar las 300 -informó Fernández Rodríguez-, y para eso nos esforzamos con muy poco descanso.


“Estamos cumpliendo las tareas que se nos asignan con compromiso, añadió el jefe, comercializamos en lugares donde nos indican las autoridades, abastecemos entidades especializadas, centros de aislamiento, instituciones de la Salud y todo ello sin dejar de garantizar las producciones a Frutas Selectas, que es nuestro principal mercado y que ellos también las comercializan en los lugares que se necesiten”.


Asimismo, destacó que como iniciativa “también tenemos cultivos varios en apoyo a la producción de alimentos y el autoabastecimiento. Entre las viandas sembradas están la yuca, el boniato, el burro y el plátano vianda, mientras que para garantizar proteínas y sustituir importaciones, incursionamos en la crianza de conejos, a fin de alcanzar unos 200 ejemplares para fines de año”.

 

                                                                                                                             ESFUERZOS REDOBLADOS PARA NO DETENER RITMOS


Es digno mencionar la actitud de nuestros trabajadores en respuesta ante la pandemia. Algunos destacan por redoblar sus esfuerzos y hacer más de lo que hacían y otros que tristemente tuvimos que enviar hacia sus viviendas por ser vulnerables, lloraban de tristeza por tener que abandonar sus parcelas, atendidas con excelencia.


Ante esta situación, los productores que tienen un centro de costo, que es propiamente la casa de cultivo que atienden, tuvieron que asumir la de sus compañeros ausentes y darles las mismas atenciones para no disminuir los rendimientos totales del módulo.

LaSiguaraya1

Nancy Yáñez Silva, quien atendía una de estas casas, ahora tiene bajo su cuidado a dos. Su compañera Nereyda ahora no puede salir de su vivienda porque es vulnerable ante el nuevo coronavirus, sin embargo, sus producciones siguen teniendo los mismos resultados y no está abandonada porque a Yáñez le confió la labor.


“Trabajo lo mismo lunes que domingo, no tengo días feriados, y aprovecho mucho las horas tempranas. Las casas están en producción, así que redoblo sacrificios porque no se puede perder nada en ninguna de las dos. Cosecho a veces hasta 40 cajas en un día yo sola”, expone con orgullo esta productora.


                                                                                                      EN EL UMBRAL DE LAS CASAS, AMOR Y COMPROMISO


LaSiguaraya2

De paso por estos locales nos tropezamos con el matrimonio integrado por Marilín Torres González y Wílliam Roberto Ricardo, quienes atienden las casas 11 y 3, respectivamente o viceversa, porque según nos confiesan ambos se ayudan para que las dos parcelas tengan mejores frutos.


Entusiasmados nos comentan de los logros obtenidos con las atenciones culturales que les brindan a sus plantaciones, ella con el pepino, él con pimientos. “Nosotros mismos obtenemos nuestras propias semillas para no esperar por las importadas. Es cierto que estas tienen mejores rendimientos, pero si no las hay, trabajamos con las nuestras, porque no se puede perder tiempo”, aclaró Wílliam.


Sobre el tratamiento a estos productos para que su calidad sea la mejor, Marilín enfatiza que utilizan los medios biológicos, no solo por el déficit actual de fertilizantes, sino porque estos bioproductos disminuyen la concentración de químicos en el alimento y es menos costoso”.


La pasión que cada uno le impregna al trabajo, “el sacrificio y la dedicación para atenderlos de manera permanente y el sentido de pertenencia a cada una de estas casas, es la clave en los propósitos dispuestos en los ciclos productivos”, manifestaron ambos.


Características que sin dudas hacen posible que de esta tierra salgan frutos que no sean ficción y demostrar que sí se puede hacer efectivo el llamado que les hace el país de producir más alimentos para el pueblo.

siguaraya foto 2 William

Escribir un comentario