pastos sequia86

Las Tunas.- Una tensa situación con la masa ganadera se vivió en la provincia de Las Tunas durante la etapa crítica de la aguda sequía, que ya comenzamos a dejar atrás por la llegada de la temporada lluviosa. Y eso debe ser razón de análisis y debate; incluso, puede constituir lección para no repetir los lamentos ni las consecuencias.

No es para menos. La ganadería en el territorio está llamada a incrementar sus rendimientos, porque ahora más que en cualquier época, todo alimento cuenta. Sería descabellado para los propietarios de ganado, tanto privados como estatales, dejar morir sus rebaños por no adoptar a tiempo las medidas salvadoras.

Para que se tenga una idea, en los ocho municipios, la masa vacuna asciende a 241 mil 800 cabezas, y se cuenta con más de dos mil 600 búfalos, según declaró recientemente a la prensa Jorge Luis Lozada Hechavarría, subdelegado de Ganadería en la Delegación del Ministerio de la Agricultura, quien añadió que esos animales están en manos de unos 15 mil tenentes.

¿Todos los propietarios garantizan alimentos para esos días en los que el sol raja las piedras y la hierba que aparece en el suelo es amarilla? No. ¿Disponen de suficiente agua, como para darle a cada res los 120 litros diarios de agua que necesita? Tampoco.

Ese es el primer problema: la falta de previsión para los meses más secos y sobre tal aspecto han insistido mucho las principales autoridades políticas y gubernamentales de la provincia, conscientes de la importancia de esos animales para garantizar leche y carne a los niños, ancianos, las embarazadas y a otra población vulnerable por problemas de salud.

Hasta el cierre del mes de mayo, la provincia acumula siete mil 069 muertes, con dos mil 593 más que en igual período del año anterior y un índice de 2, 80 por ciento, de 1, 65 permisible. Por municipios, son Las Tunas (860) y Jobabo (642) los de peores resultados en ese lapso.

consejo defensa agricultura

Las principales causas de los decesos continúan siendo la desnutrición, con dos mil 954, y los accidentes, con 922. Solo por esas dos razones ocurrió el 54, 8 por ciento del total de las pérdidas.

¿Qué se ha hecho con el objetivo de disminuir la mortalidad? Se aplicaron 355 multas, realizaron casi cinco mil inspecciones a bases productivas y productores individuales, hubo apercibimientos por mal manejo de la masa, clausuras de unidades por deficiencias en la alimentación… ¿Fue suficiente? No.

Más que correctivos o regaños urge la disponibilidad de agua, ya sea mediante lagunas y tranques, extraída con molinos de viento o transportada en pipas. También hace falta comida sembrada, que se pueda conservar en lugares frescos para esos días en los que no hay pastos naturales; y ya el territorio registra buenas experiencias con king grass, caña de azúcar, moringa, morera, mulato, tithonia y otras variedades.

La siembra de alimento animal se cumplió en mayo, con más de 473 hectáreas. Pero no llegaron a sus planes Majibacoa, "Colombia", "Amancio" y Las Tunas. En el período no se logró lo previsto en la preparación de tierra para la siembra de pastos y forrajes, al tener en movimiento apenas cuatro mil 049, 5 hectáreas de las cinco mil 077, 2 planificadas.

Estos son temas recurrentes en las reuniones del consejo ampliado de la Delegación de la Agricultura con el Buró Provincial del Partido, porque, aunque año tras año se repiten los mismos hechos, todavía son insuficientes las acciones para evitar el gran deterioro que hoy sufre la masa ganadera y un ejemplo está en la entrega de carne a la industria, la que se cumple en el peso de los animales vivos y no así en el rendimiento del producto deshuesado.

pastos 1

Por eso, reconoce Lozada Hechavarría, que hay que incrementar el peso promedio de los ejemplares; o sea, mejorar sus condiciones físicas. Para que la masa crezca se requiere entregar más carne con menos cabezas, no hay opciones.

Afortunadamente, se trabaja en la especialización de productores y hay unidades dedicadas a la ceba de toros. Incluso, inicia por estos días la finca El Rubí, para el engorde de búfalos. Son 26 hectáreas de la unidad empresarial de base Gustavo Fraga, en el municipio de Las Tunas.

En el lugar prevén la recuperación de un área infestada de marabú y aprovecharán que en la zona hay abundante alimento natural. También cultivan en los alrededores un híbrido del pasto mulato, el cual favorece la ganancia diaria de peso.

Hasta el 30 de mayo se acopiaron seis millones 872 mil 800 litros de leche, de un plan de siete millones 271 mil 400 litros, para el 95 por ciento. A la industria cárnica entregaron dos mil 821 toneladas de las dos mil 785 planificadas; pero no puede haber conformidad. Esta región tiene tradición, experiencia y necesidades para producir más. Simplemente se necesita voluntad para hacer mejor las cosas.

Comentarios   

# Carlos Matos Salas 10-06-2020 11:07
Es una noticia muy triste, y hay falta de cuidado de prevision, falta de respeto con la necesidad que tiene el pais, como es posible que una cosa asi pase, ademas de que no sale en el noticiero de la television, me entero porque un opositor lo publica en Face, lo repito es una falta de miles de cosas, y con multicas no van a resolver el problema.
Responder
# Carlos Matos Salas 10-06-2020 11:08
el moderador si puede y si esta de acuerdo me puede escribir si he puesto algo en el que no esta de acuerdo
Responder

Escribir un comentario