Imprimir
Visto: 2070

acinox las tunas rey

Las Tunas.-  En la implementación de innovaciones y proyectos que potencien el desarrollo económico, científico técnico, social y medioambiental de la provincia, residen los mayores resultados del trabajo del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en Las Tunas durante este calendario.

Así sobresale la automatización del Laminador de barras corrugadas de la Empresa de Aceros Inoxidables (Acinox), la que contribuyó de manera significativa a la sustitución efectiva de importaciones, con más del 200 por ciento del producto, destinado a la construcción de obras socioeconómicas y al Programa de la Vivienda.

El proceso, merecedor este 2019 del Premio Provincial a la Innovación, humanizó el trabajo, incrementó la eficiencia productiva y energética, disminuyó los índices de consumo de fuel oil y electricidad, y posibilitó la creación y aplicación de un método de control novedoso en el horno de calentamiento, el cual evitó la emisión de más de 13 mil toneladas de dióxido de carbono al medio ambiente.

Durante este año se conoció que, a partir de la puesta en marcha del nuevo sistema de política de ciencia, tecnología e innovación, Acinox pudiera convertirse en una Empresa de Alta Tecnología, gracias precisamente a lo que reporta esta innovación en el proceso de vaciado del acero, en el que es decisivo la presencia en el centro de dos doctores en ciencias y 49 másteres.

También, la respuesta positiva de entidades de la provincia para efectuar la declaración jurada sobre el manejo de desechos peligrosos, y con esta la obtención de la licencia ambiental, potenció la búsqueda de soluciones a problemas medioambientales, con énfasis en las 40 que representan la totalidad de las grandes y medianas emisoras de esos residuos, entre ellas el propio Acinox, los hospitales, las empresas cárnicas, pesqueras, y la industria azucarera.

Mientras que la apuesta por las fuentes renovables de energía con la construcción de parques fotovoltaicos y el parque eólico La Herradura 1, y la extensión del uso del biogás en cooperativas, fincas y comunidades, permitieron al territorio diagnosticar potencialidad y ajustar proyecciones en aras de un mayor impacto en el desarrollo económico y de las áreas protegidas.

Durante el año, el plan de estado para el enfrentamiento al cambio climático, Tarea Vida, fortaleció sus prioridades con la realización de estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgo en los asentamientos costeros que son vulnerables ante el ascenso del nivel del mar, la eliminación de más de 90 construcciones de la primera línea de costa como protección máxima a las dunas arenosas, y la instalación de plantas desalinizadoras que permitan un mejor aprovechamiento de los terrenos para la actividad agrícola.