normalidad8

Las Tunas.- El transporte público retoma lentamente su actividad en esta provincia del oriente cubano a niveles muy cercanos a los existentes antes del inicio de la pandemia de la Covid-19, informaron directivos de ese sector aquí.

Tras el inicio de la primera fase dentro de la recuperación de la Covid-19, en la capital del territorio se realizan unos 400 viajes diarios, dijo este sábado Luis Enrique Arias, director de la Empresa Provincial de Transporte de Pasajeros y Cargas Generales (Cardinal). La cifra, comentó, es muy cercana a la existente a inicios de año. Aunque la cantidad de personas trasladadas sería menor, pues a las limitaciones con el combustible se une ahora el hecho de que solo pueden ir en los ómnibus la totalidad de los asientos ocupados y la mitad del aforo para los pasajeros de pie. “En ómnibus Diana van 35 personas”, ejemplificó.

Dentro de la Capital de las Esculturas, añadió Arias, se restablecieron ya casi todas las rutas habituales; salvo las número 3 y 8, que en el mes de julio regresarán dependiendo de la disponibilidad de combustible. Igualmente detalló que recomenzaron sus operaciones, en los horarios previos a la pandemia, los ferrobuses que cubren los itinerarios hacia las zonas rurales y el tren urbano, que lo hace dentro de esta ciudad.  

Con respecto a los transportistas privados, el titular de Cardinal subrayó que rigen las mismas reglas de aforo limitado que para sus colegas estatales. “Con ellos estamos en un período de cambio de sus tarjetas de combustible, pero los que poseen combustible asignado en las que tienen en su poder pueden reincorporarse a trabajar”, expresó. En Las Tunas tienen licencia para operar unos 211 propietarios de vehículos automotores de diverso porte y más de mil poseedores de vehículos de tracción animal.

Refiriéndose al transporte interprovincial, insistió Arias en que este sigue paralizado. Solo recomenzará cuando se decrete la segunda fase y hacia las provincias que estén en un estadio similar, aclaró.

En esta primera fase, expresó, la entidad continuará prestando el servicio de transporte a los trabajadores de Salud; el cual, anticipó, irá trasladándose paulatinamente a la Empresa de Transporte Escolar. De igual modo, mientras algunos regresarán a sus labores habituales, los taxistas estatales proseguirán ocupándose de las necesidades de las instituciones de Salud, relacionadas con las altas médicas, los pacientes de hemodiálisis y los centros de aislamiento.

Escribir un comentario