cochero LasTunas Rey

Las Tunas.- Ya ocurrieron las primeras reincorporaciones de cuentapropistas a sus actividades, tras el inicio en esta provincia del oriente cubano de la primera fase dentro de la recuperación pos-Covid-19, informaron autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social aquí.

Más 300 trabajadores por cuenta propia ya habrían notificado su regreso a la actividad, dijo este sábado Oleydis Saucedo Licea, directora provincial de Trabajo y Seguridad Social. No obstante, aclaró, que esta vuelta a la acción llega con varias normas de distanciamiento físico.

Así ocurre con los elaboradores-venderos de alimentos, que deberán continuar haciéndolo desde sus casas. En el caso de los dueños de bares, restaurantes, cafeterías y equipos de recreación han de respetar las disposiciones establecidas en cuanto al distanciamiento físico de los clientes y las limitaciones de un 30 y hasta un 50 por ciento del aforo de sus locales, subrayó.

Otro tanto va, indicó, para quienes se desempeñaban en las áreas concentradas, generalmente ubicadas en plazas y parques de la provincia. Estas, insistió Saucedo Licea, reabrirán cuando así lo determinen los respectivos consejos de Administración municipales, pues se modificaron las normas urbanas, higiénicas y otras dirigidas a garantizar una separación física entre consumidores y vendedores.

“Los cuentapropistas que reanudan no tienen que acudir a nuestras oficinas, solo deben llamar e informar. Pero antes de recomenzar deben informarlo, de lo contrario podrían ser multados”, señaló.

La directiva comentó además, que otros cuentapropistas que se mantuvieron trabajando, como los arrendadores de espacios y viviendas, podrían continuar sus labores, aunque solo podrán prestar servicios para personas naturales o jurídicas cubanas. Finalmente hizo hincapié que en esta primera fase no se otorgarán nuevas licencias y que tampoco se permitirá la reapertura de los gimnasios particulares.

De los más de 25 mil cuentapropistas aquí, un número superior a los nueve mil detuvieron sus actividades cuando en marzo pasado arreciaron las medidas de confinamiento y paralización de servicios para impedir la propagación del coronavirus SARS-CoV-2.

El Gobierno cubano ha insistido en que el sector no estatal continuará teniendo su espacio dentro la transición del país hacia la nueva normalidad, impuesta por la existencia de la Covid-19.

Escribir un comentario