proyecto investigacion acinoxTunas 0001

Las Tunas.- La Empresa de Aceros Inoxidables (Acinox) de esta provincia del oriente cubano da pasos concretos hacia convertirse en una entidad de alta tecnología; así lo demuestra su continuo apoyo a un proyecto de automatización de su proceso productivo, coordinado con varias universidades del país y la creación de estructuras organizativas internas para gestionar sus acciones científicas.

Aunque la paralización de buena parte de la actividad académica nacional provocada por la Covid-19 retrasó el cronograma inicial, no logró detener completamente los trabajos investigativos de la iniciativa titulada Automatización avanzada para la elaboración y afino del acero (AA-Elacero), que busca disminuir el consumo de energía en un área clave de la planta, precisó su coordinador, el doctor en Ciencias Guillermo González Yero.

Lanzada a mediados del 2018, en estos meses, dijo González Yero, la AA-Elacero se mantuvo activa mediante los contactos entre los investigadores tuneros y sus tutores; especialmente, gracias a la preocupación del doctor en Ciencias Israel Francisco Benítez Pina, quien por el Departamento de Control Automático de la Universidad de Oriente coordina la Maestría de Automática.

“En estos días, afirmó González Yero, estarán en Acinox Las Tunas cuatro profesores universitarios para recuperar dos de los cuatro cursos restantes dentro del programa lectivo”. También, añadió, llegarán otros académicos para contactar personalmente con los investigadores, para evaluar conjuntamente la marcha de las respectivas soluciones a los problemas tecnológicos detectados, reimpulsando así cada uno de los estudios. En este momento continúan en curso dentro de este proyecto 15 investigaciones en el área de Automática, tres en la de Ingeniería Industrial y dos en la de Eficiencia Energética.

“Cada una de esas acciones concretan lo acordado en el seminario del 2019, cuya segunda edición debió ocurrir a inicio de este año. La pandemia retrasó esos plazos, pero no nos detuvimos totalmente. Las defensas de las primeras investigaciones ahora deberán concluir en el primer semestre del 2021”, expresó González Yero.

LE PUEDE INTERESAR

La ciencia, ¿gasto o inversión?: Desafíos del vínculo universidad-empresa (+podcast)

(Comentarios sobre la relación universidad-sector productivo y social, a la luz del nuevo modelo económico, tras la aprobación en Cuba de 11 políticas para el perfeccionamiento del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación (SCTI).)

A su perenne apuesta por llevar adelante este proyecto, que de tener éxito le ahorría al país 1,8 millones de dólares anuales, Acinox Las Tunas suma otros movimientos en pos de gestionar más organizadamente la ciencia que allí se hace. Para eso, estableció desde marzo un Grupo de Desarrollo en Innovación, paso relevante además, dentro del proceso de convertirse en una empresa en perfeccionamiento. Ese colectivo está compuesto por tres expertos dirigidos por el propio doctor González Yero.

Acinox Las Tunas, explicó, históricamente ha sido una empresa reconocida por la calidad de sus profesionales, irradiando, incluso, a otras entidades afines de la Isla, pero carecía de una organización al nivel de lo exigido por el país. “La creación del Grupo de Desarrollo va justamente en esa dirección”, sostuvo.

La existencia de dicha cofradía ya tuvo sus primeras repercusiones positivas en la planificación económica de la actividad científica, pues, detalló González Yero, se incluyó dentro del plan económico 2012 la “clasificación de presupuesto para programas nacionales, proyectos no asociados a programas, las actividades de servicios tecnológicos, los servicios de generalización y para otras actividades como eventos y congresos”.

Incluso, se propone que Acinox Las Tunas sea una de las copatrocinadoras del XIX Congreso Latinoamericano de Control Automático, inicialmente previsto del 30 de noviembre al 4 de diciembre del 2020 en La Habana y que la Covid-19 pospuso para el 2021.

Cada uno de estos pasos colocaría a la siderúrgica tunera en mejores condiciones de convertirse en una empresa de alta tecnología a tono con la Política aprobada al efecto por el Consejo de Ministros el año pasado.

“Los indicadores de medidas que permiten convertirte en una empresa de alta tecnología no es exclusivamente que hayas hecho grandes inversiones o que tengas tecnología de última generación. Hay otros relacionados con la actividad y los resultados de ciencia, con la generación de nuevos productos y la disminución de costos a partir de tecnologías mejoradas. Y eso, solo se logra con una gestión sólida de la actividad de ciencia”, concluyó.

empresa alta tecnologia cuba normas

Escribir un comentario