agua

Las Tunas.- El control de la contaminación en las principales fuentes de abasto y el incremento en la disponibilidad y calidad son algunas de las medidas que aplica la delegación territorial del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en Las Tunas para cumplir con la Política Nacional del Agua.

De acuerdo con el informe de especialistas del Citma en la provincia, en el 2019 se inventariaron 90 focos contaminantes de interés nacional distribuidos en 13 cuencas, que afectan la calidad de las aguas. De ellos 68 presentan problemas en sus sistemas de tratamiento de residuales, lo que ocasiona impactos negativos al medio ambiente.

Se supervisaron cuatro estaciones de bombeo en Puerto Padre y visitaron las entidades que pueden contaminar las cuencas del Rincón y la Cana, principales fuentes de abasto a la población de la ciudad cabecera. Además, se garantizó la realización de la métrica (certificación por laboratorio de los niveles de contaminación) en los porcinos integrales I y II de “Jesús Menéndez”, los mataderos Gerónimo Astier en Puerto Padre y Vituro Acosta en Manatí, y la unidad empresarial de base Derivados Antonio Guiteras, entre otras entidades.

La actividad de la agricultura se benefició en el actual calendario con la instalación de 321 sistemas de riego más eficientes, de los que 270 fueron resultado del Proyecto de Desarrollo Rural Cooperativo en la Región Oriental (Prodecor), en los tres municipios de la zona norte, Jobabo y Las Tunas, para la producción de granos fundamentalmente. Como parte del Programa del País, que pretende incrementar la producción de alimentos con enfoques innovadores y resilientes al clima, se ubicaron 85 sistemas de irrigación en Manatí y “Amancio”.

Trabajaron en los estudios de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgo (PVR) de Epifitias con Sanidad Vegetal y de epidemias con especialistas de Salud. De igual manera, se avanzó en la actualización del estudio de la sequía como amenaza a la seguridad alimentaria y evaluaron la vulnerabilidad de las unidades productivas de la región de Manatí.

Asimismo, expertos del Centro Meteorológico Provincial y del Grupo de Peligro, Vulnerabilidad y Riesgo realizaron acciones de capacitación a los productores, con información acerca de las lluvias por decenas, del índice de confort para el ganado según el comportamiento de la temperatura y la humedad relativa, y las acciones para proteger las cosechas de los eventos climáticos extremos, así como el adecuado uso y gestión del agua.

Escribir un comentario