ciencia alimentos

Las Tunas.- La actividad científica en esta oriental provincia tiene entre sus prioridades apoyar el desarrollo de sectores económicos estratégicos. El incremento en el 2019 de nuevas variedades de viandas, hortalizas y granos de alto rendimiento, tolerantes a la sequía, plagas y otros efectos del cambio climático, son resultados que lo demuestran.

Durante el recién concluido calendario se mantuvo el crecimiento sostenido en más del 15 por ciento de los rendimientos históricos de los cultivos de maíz, frijol y arroz en los ocho municipios del territorio. De acuerdo con un informe elaborado por la Unidad de Ciencia de la Delegación Territorial del Citma, esto se logró con la aplicación de un paquete tecnológico para el manejo eficiente del régimen de riego en áreas de clima subhúmedo seco y el desarrollo de centros de producción de materia orgánica en todas las localidades.

En ese mismo período aumentaron en un 14 por ciento los volúmenes productivos de la yuca y el boniato debido a la utilización de variedades adaptadas, el empleo de biofertilizantes y abonos orgánicos y al mejoramiento de los indicadores de calidad de los suelos. Aspectos muy significativos resultaron los avances en la capacitación de los productores en técnicas agrícolas sostenibles y la incorporación de más de dos mil 800 de ellos a la innovación agrícola local.

De igual manera, potenciaron el uso de controladores biológicos en las empresas agropecuarias de la provincia, así como la generalización de los microorganismos eficientes. Se amplió además, la diversidad biológica que poseen los campesinos en sus fincas, al disponer de un mayor número de especies, razas y clones en los cultivos.

Escribir un comentario