c majibacoa

Las Tunas.- Pese a que los azucareros del patio aprovecharon el aniversario 61 del triunfo de la Revolución para ratificar el compromiso de cumplir el plan de producción de la presente zafra, lo cierto es que no pocos tuneros siguen con inquietante mirada el peligroso curso que mantiene hasta ahora la contienda.

La molida promedio del 49 por ciento -21 por debajo de lo previsto- y haber fabricado apenas el 62 por ciento del azúcar programada para los primeros 47 días de campaña, devienen magros resultados, imputados al insuficiente abasto de caña y a los problemas industriales, excepto en Majibacoa.
Ante ese complejo panorama y atendiendo a que la cosecha se acerca a la etapa óptima -del 15 de enero al 15 de abril, según criterios especializados-, cuando la caña alcanza la mayor concentración de sacarosa en los jugos y el rendimiento industrial sus máximos valores, urge despejar el camino de los obstáculos subjetivos que impiden aligerar la marcha, hasta donde las condiciones objetivas lo permitan.
Para Pedro Jiménez Espinosa, jefe de Zafra en Las Tunas, el no haber tenido un desempeño superior, entre la arrancada y el 7 de enero, obedece en lo fundamental al inicio fuera de fecha y posteriores contratiempos industriales en el Coloso Antonio Guiteras, a las dificultades con el transporte automotor en el “Majibacoa”, así como a roturas, interrupciones operativas y falta de empuje en la cosecha mecanizada en el central Colombia.
Por tales insuficiencias es que el primero de esos ingenios arrastra más de ocho mil toneladas de atraso, incumple el rendimiento industrial y solo aprovecha al 48 por ciento su capacidad potencial de molida. La clave allí consiste en redoblar los esfuerzos en la supervisión técnica y ganar en la calidad de los mantenimientos para evitar o disminuir las roturas imprevistas.
Los trabajadores del “Colombia”, por su parte, cumplen al 42 por ciento la molida proyectada, al 54 el plan de azúcar, con un atraso de más de cuatro mil toneladas, y no logran el rendimiento industrial acordado. Salvo en el transporte automotor que clasifica como el mejor de la provincia, ellos necesitan robustecer el resto de los eslabones de la cadena agroindustrial, con énfasis en la unidad ferroviaria y los pelotones de combinadas de nueva tecnología.
Vea, lector, cuán complejo se torna la contienda en Las Tunas, que ni siquiera su fábrica insignia y una de las más grandes animadoras de las zafras recientes en Cuba, Majibacoa, ha podido responder con la contundencia productiva que la caracteriza, al punto de cumplir al 76 por ciento el plan de azúcar de la etapa y exhibir el 55 por ciento de aprovechamiento de la capacidad potencial de molida. Aun así, sobrecumple en 0,37 por ciento el rendimiento industrial pactado.
No obstante a esos índices adversos, los últimos seis días de diciembre probaron que hay condiciones para balances más favorables. En ese período la provincia sostuvo un ritmo sobre las mil toneladas del dulce extraídas, con destaque para la jornada del 30, en la que se logró la mayor producción -mil 200- en lo que va de la actual cosecha.
Por tanto, el momento es de aupar la molienda y por su conducto el resto de los indicadores de la eficiencia agroindustrial. Para ello se precisa extremar las medidas organizativas, de control y exigencia, en virtud de extraerles el máximo de productividad a los equipos disponibles en cada frente, así como efectuar los cambios que sean prudentes en los sistemas de trabajo y dirección.
A juicio de Jiménez Espinosa, “si nos organizamos mejor y fortalecemos la gestión de mando y de dirección en toda la cadena de la zafra, y de manera particular en la cosecha mecanizada y la transportación de la caña, podemos hacer más con los mismos recursos que tenemos y honrar nuestro compromiso con el país”.
Solo resta trabajar en cada pelotón de combinadas, centro de recepción, base de transporte automotor y ferroviario, y central azucarero, con la convicción del General de Ejército Raúl Castro Ruz, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, de que sí se puede.

 

Escribir un comentario