trump5021

El proceso de impeachment contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, comenzó este martes y analistas estadounidenses pronostican que será largo y complejo, porque hay miembros de la propia bancada del mandatario con posiciones alejadas a las pretensiones de este

La Habana.- Cuatro de los senadores republicanos, al cual pertenece el máximo representante de la Casa Blanca, se colocaron del lado de los acusadores y confirman el abuso de poder y la obstrucción a la justicia, generada en la retención de 391 millones de dólares en ayuda destinada a combatir a separatistas, para entregarlas al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky bajo la condición de obligar a Kiev a interferir en las elecciones presidenciales de EE. UU. a favor de Trump.

Los demócratas, representados por Nancy Pelosi, llevan a cabo el acto jurídico, por lo cual presentan los testigos y controlan el curso del caso, según refiere el sitio web Sputnik.

En un primer momento la Casa Blanca solicitó al Senado votar el juicio político de forma inmediata, pero la cúpula republicana en la Cámara Alta se negó a hacerlo, por lo cual se organizó el procedimiento completo. Los demócratas lograrán su objetivo si dos tercios de los votos aprueban condenarlo, pero 53 de los 100 senadores son republicanos.

Sin embargo, independientemente del resultado de la votación en el proceso de impeachment, el factor más importante sigue siendo la impopularidad del mandatario dentro de la misma cúpula del poder gubernamental.

Los abogados de Trump alegan en los medios de prensa que este juicio no es sino un intento de tomar el poder por la fuerza; sin embargo, no pocos afirman que el rechazo al presidente estadounidense es tal, que eso podría motivarlo a organizar una guerra en algún lugar del planeta.

Escribir un comentario