Imprimir
Visto: 1490

coronavirus23

Beijing.-  Aparte de seguir las decisiones del Gobierno, provincias y regiones de China endurecieron hoy los planes internos para cerrarle el paso a la epidemia de coronavirus 2019-nCoV, evitar nuevos contagios y reducir la cifra mortal.

La ciudad de Wuhan, epicentro del brote, decidió elevar a 11 los espacios públicos como gimnasios, centros de exposiciones y estadios, convertidos en hospitales temporales a fin de disponer de al menos 10 mil camas para casos leves, de urgencia y los exámenes clínicos.
También dispuso que los individuos primero acudan a las clínicas de la comunidad y estas se encargarán de hacer las remisiones pertinentes hacia los hospitales designados para tratar la afección respiratoria.
Beijing, por su parte, instaló 179 monitores para medir la temperatura corporal en las entradas de 35 estaciones de metro, especialmente en las que acogen conexiones entre distintas líneas y enlazan con terminales de trenes y el aeropuerto.
Además reanudó los viajes con la vecina provincia de Hebei bajo estrictas regulaciones que buscan garantizar la seguridad sanitaria de pasajeros y la tripulación desde el principio hasta el final de los viajes.
La municipalidad de Shanghái aplazó hasta finales de este mes el reinicio de las clases, definirá la fecha exacta según evolucione la situación a nivel nacional y orientó a los centros docentes suministrar a los alumnos materiales de estudio.
Hong Kong desde el sábado pondrá bajo aislamiento durante 14 días a quienes lleguen de China continental luego de cerrar todos los puntos fronterizos, excepto los de la bahía de Shenzhen, el puente que lo conecta con Zhuhai y Macao, el aeropuerto internacional.
Mientras, las ciudades de Huangzhou, Taizhou, Wenzhou, Ningbo y Zhumadian piden a sus habitantes mantenerse dentro de casa e, incluso, algunas solo permiten que un miembro de cada familia salga por las compras de mercado y artículos de primera necesidad.
De conjunto, un instituto de Shanghái descubrió que la medicina Zavesca, efectiva en la descomposición de ciertos lípidos, tiene potencial para las terapias contra el coronavirus.
Se solicitó el permiso para someterla a pruebas clínicas junto al remdesivir, que se usa contra el ébola; al fosfato de cloroquina, una pastilla contra la malaria; y al ritonavir, empleado para tratar infecciones del VIH/Sida, por inhibir el 2019-nCoV a nivel celular.
La víspera la Comisión Nacional de Salud informó que muchos pacientes mejoraron tras recibir la combinación de antivirales con productos de la medicina tradicional china, fármacos occidentales y equipos como los respiradores, los filtros de sangre y los llamados pulmones artificiales.
China batalla sin descanso contra el coronavirus 2019-nCoV y su consecuente neumonía, pues abarca todo su territorio, dejó al menos 491 muertos, 24 mil 363 infectados y obligó a decretar la emergencia máxima en 31 de sus 34 demarcaciones administrativas.
La complejidad de la situación epidemiológica conllevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar el jueves la emergencia internacional, con la preocupación de que se propague a países con débiles sistemas sanitarios.