coronavirus119

Beijing.- China reportó hoy al menos mil 16 fallecidos y 42 mil 638 infectados por la epidemia de coronavirus y su consecuente neumonía, que preocupa más porque se amplió de 14 a 24 días su período de incubación.

El más reciente parte de salud también da cuenta de tres mil 996 personas recuperadas y más de 300 casos en países de Asia, Europa, Norteamérica, Medio Oriente y Oceanía principalmente entre viajeros chinos procedentes de Wuhan y un fallecido en Filipinas.

La enfermedad se mantiene presente en todo el país con tendencia a disminuir, pero sigue con mayor impacto en la central provincia de Hubei y su capital Wuhan, donde está focalizada.

Zhong Nanshan, un prominente experto en el tema, dijo en un artículo que el período de incubación podría ser de hasta 24 días, o sea 10 más, lo cual eleva los riesgos de infecciones porque en esa etapa es cuando se transmite.

Frente a este nuevo desafío, Wuhan y Beijing decidieron aplicar la cuarentena en las comunidades residenciales o edificios donde se detecten nuevos pacientes.

Mientras, en las urbes de Shanghái y Shenzhen, y las provincias de Jiangsu, Heilongjiang, Sichuan y Tianjin se limitó la entrada a las vecindades, emitieron pases,
comenzaron a registrar los datos y temperatura de cada persona que llegue y si presenta fiebre de inmediato lo transportan a los hospitales.

Además, más ciudades del país solo permiten a un miembro de cada familia salir cada dos días a comprar alimentos y productos de primera necesidad.

Por otro lado, la comisión de Asuntos Legales de la Asamblea Nacional Popular de China (Parlamento) comenzó la revisión de la ley sobre protección de animales salvajes, planea elevarla al Comité Permanente este mismo año y además acelerar la norma sobre la prevención de epidemias de origen animal.

Ese paso sigue a crecientes llamados de ecologistas, juristas y medios de prensa a endurecer las legislaciones sobre el comercio de especies exóticas luego de vincularse con el actual brote del coronavirus 2019-nCoV.

Desde finales del mes pasado China prohibió la cría, comercio y transportación de los animales salvajes mientras se extienda la adversidad epidemiológica.

La medida implica la puesta en cuarentena de los sitios de cautiverio y una moratoria a la venta en mercados, restaurantes y plataformas de comercio electrónico.

De conjunto en las últimas semanas se redoblaron los controles sobre esa actividad y la Administración Estatal para las Regulaciones del Mercado desarrolló 1,5 millones de inspecciones a comerciantes físicos y en internet.

Como resultado interceptó el contrabando de serpientes, ratas de bambú y otros ejemplares exóticos.

En lo adelante, la Administración unirá fuerzas con autoridades forestales, agrícolas, aduanas y del sector de la alimentación con vistas a atacar cualquier forma de consumo.

También lanzará una campaña educativa de fomento a dietas saludables y la difusión de los altos riesgos para la salud por ingerir las carnes y partes de especies salvajes.

Escribir un comentario