turismo1801

Cuba es reconocida a nivel mundial como un destino turístico seguro, donde resalta la hospitalidad de su pueblo.

La Habana.- Tales credenciales no han podido ser opacadas, a pesar de las campañas y medidas adoptadas por la administración de Donald Trump contra Cuba, desde el 2017, con el propósito de dañar a este sector estratégico en el desarrollo económico y social de nuestro país. Disposiciones que, unidas al bloqueo, solo de abril del 2018 a marzo del 2019 han ocasionado pérdidas que ascienden a unos mil 383 millones de dólares, en importantes esferas relacionadas con los viajes, los servicios, las operaciones y aseguramientos logísticos. Se estima que el 35 por ciento del total de visitantes a Cuba en un año podrían ser estadounidenses, si no existiera el bloqueo.

Pero nada de ello desalienta, sino que el país ratifica la voluntad de perfeccionar y ampliar su oferta turística, mientras se confirma el interés y respeto que hacia ella tienen empresarios del sector en todo el mundo. En ese contexto, además del gran reto que entraña la ejecución en el polo turístico de Varadero del Oasis, complejo hotelero que dispondrá de unas mil habitaciones, y un considerable volumen de remodelaciones, igualmente se trazan otras metas en el parque Josone y Plaza América, de cara a la Feria Internacional de Turismo (FitCuba 2020), en mayo de este año.

Para Ivis Fernández Peña, delegada de Turismo en la provincia, FitCuba 2020 confirmará el prestigio internacional de Varadero y constituirá, al propio tiempo, un pretexto para atraer a turoperadores y empresarios del sector, que constaten los progresos del turismo en Cuba, un turismo afincado en los atractivos de la cultura, la naturaleza, la calidad de los servicios y la seguridad.

Escribir un comentario