ruself 2Brasilia.- La expresidenta brasileña Dilma Rousseff afirmó que si la justicia boliviana veta la candidatura del exmandatario Evo Morales al Senado las elecciones en ese país serán una farsa.

"Si la justicia dominada por los golpistas (en Bolivia) veta la candidatura de Evo al Senado este veto muestra que las elecciones promovidas por los que destruyeron la democracia puede volverse una farsa", escribió la exgobernante (2011-2016) en la red social Twitter.

Calificó a Morales como "uno de los mejores presidentes" que ha tenido Bolivia y resultó "derrocado por un golpe de Estado y perseguido por los golpistas", hecho que lo obligó a pedir asilo en México y Argentina.

El titular del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, estima que el líder indígena no cumple con el requisito de residir en Bolivia para postularse a los comicios como senador por Cochabamba. Informó que se requiere una residencia efectiva.

Al respecto, Morales señaló en Buenos Aires que los golpistas "no respetan la Ley Electoral y menos una sentencia constitucional, tienen miedo a la democracia".

Precisó que cuenta con todos los requisitos constitucionales para ser candidato a senador, pero que el "gobierno de facto" intenta proscribirlo.

"Que hagan conmigo lo que quieran, pero que no destrocen la democracia, que no destruyan a Bolivia", insistió.

"Bolivia es un Estado de no derecho que se caracteriza por la fuerza bruta e irracional", afirmó por su parte Gustavo Ferreyra, uno de los abogados que acompañó a Morales en la rueda de prensa en la capital argentina.

Además, recalcó que el expresidente boliviano no puede estar en su país "por razones de fuerza mayor. Salió de Bolivia porque iba a ser asesinado".

Por tal razón, consideró que su residencia en el país debería considerarse en proceso de intermitencia. "Se proscribe arbitrariamente, se prohíbe inconstitucionalmente. No solo se viola el derecho internacional, sino también el derecho constitucional", añadió Ferreyra.

Otro abogado, Eugenio Zaffaroni, denunció que comenzó "el fraude electoral" en Bolivia y el objetivo ha sido impedir la participación en el Senado del exmandatario "para dividir la bancada" del Movimiento al Socialismo (MAS).

Escribir un comentario