bruno2699Ginebra, Suiza.-Cuba condenó hoy en el Consejo de Derechos Humanos a través de su canciller, Bruno Rodríguez Parrilla, la cruzada de Estados Unidos para obstaculizar la cooperación médica de la Isla con países necesitados.

"Con su decisión de arremeter contra la cooperación médica internacional por razones políticas, Estados Unidos amenaza el disfrute del derecho a la salud de millones de seres humanos que se benefician de ella en diversas latitudes", denunció al intervenir en la segunda jornada del segmento de alto nivel de la 43 sesión del Consejo.
En el Palacio de las Naciones de esta ciudad del occidente suizo, el ministro señaló al foro, que solo la suspensión de la colaboración en materia de salud en varios países latinoamericanos, como resultado de las presiones de Washington, ha afectado gravemente la atención de calidad a 67 millones de personas.
Brasil, Bolivia y Ecuador cedieron en los últimos meses a la postura hostil de la Casa Blanca hacia la Mayor de las Antillas, escenario que puso fin a la asistencia de profesionales cubanos a los sectores más vulnerables.
Rodríguez destacó en el Consejo de Derechos Humanos la profesionalidad y el altruismo de los más de 400 mil colaboradores que en 56 años han cumplido misiones en 164 países de varios continentes.
Asimismo, recordó que la ONU y la Organización Mundial de la Salud valoraron la contribución médica cubana en la batalla contra el cólera en Haití y el ébola en África Occidental.
La respuesta de Cuba a la cruzada de Estados Unidos es firme, sobre la base de legítimos programas de cooperación intergubernamentales, continuaremos salvando vidas y procurando la salud y el bienestar dondequiera que se nos solicite, subrayó.

Escribir un comentario