armasWashington.- La Corte Suprema estadounidense escuchará hoy argumentos en un caso sobre una regulación de Nueva York ya derogada, pero con la cual los defensores de la portación de armas pretenden ampliar ese derecho.

Se trata de la primera vez en casi una década en la que el máximo tribunal del país evaluará una cuestión vinculada con la Segunda Enmienda constitucional, la cual garantiza el derecho a portar armas.

El tema llegará al panel de nueve jueces este lunes luego de que las autoridades de la mayor urbe del país aprobaron una norma que puso límites estrictos a la capacidad de los propietarios de armas con licencia para transportar esos artefactos fuera de sus hogares.

Tal regla no permitiría a los dueños transportar las armas fuera de los límites de la ciudad, incluso para practicar en campos de tiro o para llevarlas segundas residencias.

La Corte Suprema acordó considerar el caso en enero pasado, luego de que grupos de propietarios de armamentos, de conjunto con la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA), interpusieron un desafío legal contra esa medida.

En el verano último, Nueva York modificó las normas en disputas y comenzó a permitir a los propietarios de armas llevar esos artefactos a un hogar, negocio o campo de tiro fuera de los límites de la ciudad, con el fin de instar al máximo tribunal a desestimar la impugnación de esos demandantes.

Sin embargo, en octubre el grupo de magistrados integrado por cinco conservadores y cuatro liberales decidió continuar adelante con el caso, lo cual fue visto como una victoria temporal para los defensores de los derechos de armas.

De acuerdo con el diario USA Today, el tribunal aún puede decidir declarar el caso discutible después de escuchar este lunes los argumentos orales, luego de otro año en el que el país se ha visto golpeado una vez más por tiroteos masivos como los de Texas y Ohio en agosto.

Pero diversas fuentes consideran que la corte de mayoría conservadora podría determinar que la Segunda Enmienda se extiende más allá del hogar, y que los tribunales inferiores en el país deberían ver con escepticismo los límites impuestos a nivel estatal y local a la portación de armas en lugares públicos.

De ahí que quienes demandan controles más estrictos temen que el fallo de este caso tenga significativas implicaciones, porque podría ser usado por la NRA para luchar contra muchas de las 300 restricciones locales promulgadas desde el tiroteo en la escuela Sandy Hook en 2012.

Según la cadena de televisión CNBC, se espera una decisión de la corte para julio de 2020, poco antes de las elecciones presidenciales de noviembre, de cara a las cuales la portación de armas es uno de los temas en debate.

Escribir un comentario