3361 hubeicorona

Beijing.- Autoridades sanitarias de Hubei, provincia más afectada de China por la Covid-19, aseguraron que ningún paciente reinfectado transmitió la enfermedad a otros, pues les dan seguimiento en cuarentena una vez comprobada la recaída.

Tu Yuanchao, vicedirector de la Comisión local de Salud, dijo a la prensa que ese grupo recibe terapias en los hospitales designados para tratar la afección respiratoria y lo someten a otros 14 días de aislamiento en casa luego de salir de alta médica, resalta Prensa Latina.

Según la Comisión Nacional de Salud, desde el 19 de marzo Wuhan se mantiene sin casos confirmados a diario tras el estallido de la afección respiratoria en diciembre pasado.

Sin embargo, sí reporta muertes y en las últimas horas añadió las nueve registradas en todo el país.

China contabiliza actualmente tres mil 276 decesos, 72 mil 841 pacientes de alta médica y 81 mil 600 enfermos de Covid-19, incluidos 353 mayormente entre compatriotas llegados desde el extranjero.

Tu indicó que los laboratorios analizan a profundidad sus muestras para obtener más información y despejar las incógnitas alrededor del mortífero padecimiento.

El funcionario enfatizó en que esos pacientes no se cuentan como nuevos casos, pues ya se incluyeron en las estadísticas cuando se enfermaron por primera vez.

Las declaraciones de Tu siguen a un comunicado del gobierno de Wuhan, capital de Hubei, donde desmintió informaciones sobre la existencia de más de 100 nuevos infectados en la ciudad, que reportó oficialmente su quinto día consecutivo libre de contagios diarios.

De acuerdo con el texto, investigaciones sobre los casos mencionados en un artículo de internet arrojaron que ninguno es reciente ni tampoco se registraron en el hospital Tongji.

Consideró incorrecto difundir rumores respecto a la negativa de centros asistenciales de Wuhan a aceptar y hacer pruebas de Covid-19 a pacientes que residen fuera de sus respectivos distritos.

La respuesta del gobierno local cumple con la orientación del presidente chino, Xi Jinping, de mantener a la población actualizada de manera transparente, constante e inmediata, pues muchas voces coinciden en que el secretismo inicial conllevó al problema epidemiológico de ahora.

Las autoridades de Wuhan anunciaron días atrás que pondrán mayor atención a los pacientes de las llamadas clínicas de fiebre y se proponen rastrear algunos que no manifiestan síntomas visibles, pero sí son capaces de transmitir la afección respiratoria para evitar un rebrote.

El foco estará en las comunidades, pues cada día más residentes salen a las calles y otros llegarán de afuera tras aflojar la cuarentena aplicada en edificios enteros y la prohibición a ingresar a la urbe, pues es la región más afectada de China.

(Prensa Latina)

Escribir un comentario