rusia lavrov siria

Moscú.-   El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, llamó hoy a Occidente a respetar el derecho internacional y a evitar acusaciones contra determinados países para desviar la atención de sus problemas internos.

La situación cuando una decena de países ignora el derecho internacional y da pasos para determinar sus derechos en base a normas corporativas, y eso lo vimos en Estados Unidos y sus socios, es bastante negativa, comentó el ministro.

No vemos como positiva esa tendencia, cuando las élites en Washington y otras capitales occidentales buscan resolver sus problemas internos con la búsqueda de enemigos externos con acusaciones contra Rusia, China, Cuba, Venezuela o Irán, apuntó.

Occidente no puede en solitario imponer su política y es necesario tener en cuenta que hay estados que pierden ahora peso en la esfera internacional y otros que quieren mantener su identidad y su civilización, indicó.

Será necesario que Occidente muestre una necesaria tolerancia y capacidad de aceptar la diversidad, algo que, al parecer, perdieron en los últimos años, afirmó Lavrov.

Además, Estados Unidos y sus aliados, de forma conjunta, ignoraron llamados internacionales a poner fin a las sanciones ilegales, incluidas las que limitaron el envío de medicamentos y alimentos en medio de la pandemia de la Covid-19, subrayó.

De acuerdo con el titular de Asuntos Exteriores, de ello habló en su momento el presidente Vladimir Putin, quien llamó a crear corredores verdes para suspender las sanciones unilaterales durante la pandemia.

El jefe de la Diplomacia rusa arremetió contra los intentos de sacar fuera de Naciones Unidas la discusión de asuntos como la propia regulación de la seguridad cibernética por una decena de naciones y otros asuntos similares.

Confirmó la disposición de Rusia de cooperar en la producción de sus vacunas contra la Covid-19, lo cual se hace con América Latina, Asia y África.

Pero, aclaró, no siempre esa solidaridad la manifiesta Occidente, que pese a la pandemia aplicó sanciones, ultimátum y presiones, como ocurrió en el caso de Belarús.

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Código de seguridad
Refescar