f0165729

Un buque de patrullaje de la Armada venezolana recibió el impacto de un barco con bandera de Portugal que luego arribó en la isla de Curazao

La Habana.- Desde el Ministerio de Defensa de Venezuela, se compartió un comunicado que rechaza el acto de agresión marítima que sufrió una embarcación de guardacostas venezolanos, el martes 30 de marzo en horas de la madrugada a siete millas de la isla La Tortuga, informó Telesur.

El documento informa que el hecho ocurrió cuando el buque de patrullaje, Naiguatá (GC-23), recibió un impacto del buque de pasajeros de nombre Resolute, con bandera de Portugal.

El choque se dio en medio de un procedimiento de control de tráfico marítimo, ocasionando "daños de gran magnitud" según lo indica el comunicado.

Del impacto, el barco de guardacostas salió afectado con el hundimiento de la flota. Las labores de rescate fueron realizadas por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Desde Caracas, la capital del país, fue denunciado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el acto de agresión marítimo el cual señaló como "un acto de piratería internacional", ordenando un reforzamiento inmediato de los protocolos de las fuerzas navales en espacios venezolanos.

Asimismo, desde la cancillería de Venezuela se exige a la jurisdicción de Países Bajos iniciar una investigación con respecto al incidente, considerado como una violación al derecho marítimo internacional. 

Desde el Ministerio de Defensa se informa que aún no se recibe una respuesta de las autoridades de la Isla sobre el acontecimiento.

Según los últimos informes, el buque de pasajeros atracó en el puerto de Willemstad, capital de Curazao, desde la mañana de este martes.

Escribir un comentario