medicos cubasi

Roma.- El hospital de campaña donde laborará la segunda brigada médica enviada por Cuba para ayudar a combatir la Covid-19 en Italia fue inaugurado hoy en la norteña ciudad de Turín.

La apertura de la instalación erigida por la Aeronáutica Militar con participación de las autoridades y otras instituciones públicas y privadas de la región de Piamonte, se realizó con una conferencia de prensa virtual presidida por el gobernador, Alberto Cirio.

Además del presidente de la Junta Regional, intervinieron representantes de entidades involucradas en la construcción y funcionamiento del hospital, entre ellos la alcaldesa de Turín, Chiara Appendino, quienes agradecieron la colaboración de todos en la ejecución de la obra y a Cuba por su gesto solidario.

El doctor Julio Guerra, jefe de la brigada médica caribeña, agradeció "las magníficas atenciones" recibidas por el grupo de colaboradores, de parte de las autoridades y de todas las personas que les manifiestan "mucho afecto y cariño" y reiteró la disposición de permanecer allí mientras sea necesario.

Creo que en este momento tan difícil que vive la humanidad, nuestra respuesta no podía ser diferente, dijo, y recordó que la colaboración cubana en el ámbito de la salud "tiene una historia de 55 años en varios países del mundo", aunque, precisó: "Esta es una situación diferente e inédita".

En ese sentido, subrayó que, en menos de un mes, Cuba alistó más de 20 brigadas solicitadas por diferentes países", con "profesionales de la Salud de experiencia que han estado en diversos lugares del mundo respondiendo a diferentes emergencias por desastres naturales y epidemias".

Guerra puntualizó que "estamos aquí de manera voluntaria brindando un servicio de salud en este hospital adaptado, en un lugar de tanta historia" y añadió que "les damos ya las gracias por aceptarnos acá y pueden contar con nosotros con todo cuanto tenga que ver con la atención a la salud de esta población".

Por su parte, desde Roma, el embajador de Cuba en Italia, José Carlos Rodríguez, reiteró que para su país es un deber ayudar a Italia en las actuales circunstancias y agradeció a quienes hicieron posible la construcción del hospital en pocos días y a los cubanos e italianos que aseguraran su funcionamiento.

El diplomático indicó que, como como expresaron algunos que le precedieron, "con esta acción se demuestra un nuevo modelo que debemos implementar para el futuro, el de la colaboración y trabajar juntos más allá de las diferentes responsabilidades de cada uno, trabajar juntos para el bien común".

El nosocomio temporal de 92 camas, incluidas cuatro de terapia intensiva, fue acondicionado en sólo 12 días en un área del otrora complejo industrial Oficina Grandes Reparaciones (OGR), devenido en 2017 un gran complejo para la realización de eventos y espacio para el arte y la cultura en general.

El grupo de colaboradores cubanos está compuesto por 21 médicos, 17 enfermeros y un coordinador de logística, quienes trabajaran junto a colegas italianos en la atención a pacientes diagnosticados con el nuevo coronavirus, que comenzarán a ingresar en la instalación a partir de mañana.
mem/fgg

Escribir un comentario