mapa medicos67935

La Habana.- En total, suman más de mil 450 los hombres y mujeres de batas blancas, pertenecientes al contingente Henry Reeve, que en medio de la pandemia han partido a 22 naciones de Europa, América Latina y el Caribe, África y Oriente Medio.

En su cuenta en la red social Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, afirmó que "sin descuidar la responsabilidad de proteger a nuestro pueblo y pese a limitaciones que impone el bloqueo, Cuba ofrece modesta cooperación a otros pueblos", y añadió que "ante la Covid-19, la prioridad de todos tiene que ser salvar vidas". El canciller señaló que "esta es una crisis de múltiples y demoledores efectos, no solo en el ámbito de la salud, sino también en la economía, el comercio internacional y nuestras sociedades en general".

Y agregó: "Patria es Humanidad. Bajo esa máxima martiana, nuestros profesionales de la Salud defienden la atención médica, el bienestar de los pueblos y la vida desde disímiles rincones del mundo".

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal, al referirse al grupo que partió hacia Sudáfrica, dijo que la actitud de sus integrantes ha sido fiel a los principios solidarios de nuestro pueblo y de la Revolución.

A pesar de los intentos del Gobierno de Estados Unidos para desacreditar la colaboración médica cubana, la crisis por la Covid-19 ha echado por tierra las calumnias de Washington. "Algún día le contaremos a nuestros hijos que, tras décadas de películas y propaganda, a la hora de la verdad, cuando la humanidad necesitó ayuda en un momento en que las grandes potencias se escondieron, empezaron a llegar médicos cubanos sin pedir nada a cambio", ha expresado Rafael Correa, expresidente de Ecuador.

Escribir un comentario