venez cabello ataqueCaracas.- El Gobierno de Venezuela denunció hoy ante la comunidad internacional una nueva agresión contra la paz, democracia y soberanía de este país, organizada desde territorio de Colombia y planificada por agentes de los Estados Unidos.

A través de un comunicado emitido por la Cancillería, el Ejecutivo bolivariano aseveró que durante la madrugada del 3 de mayo, un grupo de mercenarios intentó desembarcar por las costas del estado de La Guaira -a 30 kilómetros de Caracas- para ejecutar atentados terroristas contra autoridades de la República.


En la fallida operación, frustrada por la intervención de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), resultaron dados de baja varios terroristas y otros fueron aprehendidos, e igualmente se incautó un importante lote de armas, vehículos y material de guerra.


El Gobierno de Venezuela precisó que uno de los capturados ha confesado ser un veterano agente de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.


Agregó, además, que en horas de la tarde, militares venezolanos desertores y un exmiembro de las fuerzas especiales del ejército estadounidense asumieron la responsabilidad de la fallida operación, y confirmaron que fue planificada y organizada en territorio de Colombia, desde donde zarparon las embarcaciones armadas.


"Este nuevo atentado se suma a la escalada de acciones agresivas y provocaciones organizadas por Estados Unidos contra Venezuela, como el tan injustificable como gigantesco despliegue militar del Comando Sur en aguas del Mar Caribe", indicó la Cancillería.


Mencionó el intento de involucrar a Venezuela en actividades de narcotráfico mediante acusaciones infundadas, así como la agresión del barco portugués Resolute a una embarcación de la armada venezolana y su posterior huida hacia aguas jurisdiccionales de países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en el Caribe.


"Todo ello aderezado por la incesante oleada de declaraciones hostiles de altos funcionarios estadounidenses, como el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el enviado especial Elliot Abrams, quienes se ufanan de anunciar un inminente colapso en Venezuela", señaló.


El Gobierno venezolano responsabilizó a las administraciones de los presidentes Donald Trump e Iván Duque por las imprevisibles y peligrosas consecuencias de esta ola de provocaciones y agresiones mercenarias contra el pueblo venezolano.


Ratificó, además, su indeclinable decisión de defender el territorio, la soberanía, la democracia y la paz del pueblo de la nación sudamericana.


Asimismo, Venezuela alertó a la Organización de las Naciones Unidas sobre esta escalada en medio de la pandemia mundial de Covid-19, y contraria a los llamados del secretario general al cese de hostilidades en el mundo.

Escribir un comentario