bolsonaro brasilBrasilia.- El empresario Paulo Marinho fue citado a testificar hoy ante la Policía Federal (PF) de Río de Janeiro en el contexto de una investigación por corrupción que salpica al senador Flávio Bolosnaro, hijo del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

La citación es para que Marinho aclare y presente pruebas después que la PF abrió el domingo el caso para establecer la autenticidad de las denuncias, según las cuales uno de sus delegados le pasó a Flávio informaciones sobre una indagación policial en su contra.


Aliado de Bolsonaro padre en la campaña electoral de 2018, Marinho hizo la denuncia en una entrevista publicada esta semana por el diario Folha de Sao Paulo.
El hombre de negocios relató que el mismo Flávio le contó que un funcionario de la PF lo alertó sobre la pesquisa y a él le dio tiempo a recular y no afectar su campaña electoral y la de su padre.


Desde hace más de un año está abierto en la justicia un proceso contra el senador de la familia presidencial por el uso de empleados fantasmas para obtener dinero ilícitamente.


Tal investigación se centra en denuncias contra familiares de Ana Cristina Siqueira Valle, exesposa del mandatario Bolsonaro, que fueron asesores de Flávio en el período en que fungía como diputado estatal en la Asamblea Legislativa de Río.


La fiscalía procura aclarar si el entonces parlamentario contrataba a amigos o familiares como asesores para después exigirles que depositaran en sus cuentas parte del salario, práctica conocida en Brasil como rachadinha.


Entre los consejeros de Flávio aparecen una fisicoculturista y un veterinario, que vivían en ciudades distantes de Río, lo cual aumentó las sospechas de fraude.

Escribir un comentario