Coronavirus Covid

Cuando consiga desarrollar ese medicamento contra la COVID-19 la haremos accesible a todos los países, declaró el ministro de Ciencia y Tecnología de China, Wang Zhigang

China, que desde el principio compartió oportunamente con la comunidad internacional toda la información recabada sobre el coronavirus sars-cov-2, acaba de asegurar que de lograr una vacuna contra el patógeno la compartirá con el mundo.


Cuando consiga desarrollar ese medicamento contra la covid-19 la haremos accesible a todos los países, declaró este domingo el ministro de Ciencia y Tecnología del país asiático, Wang Zhigang.


«Si la vacuna se puede aplicar después de que se haya desarrollado y probado clínicamente, implementaremos seriamente la promesa hecha por el presidente Xi Jinping (…) y la ofreceremos como un bien público mundial», afirmó el ministro, al portal Sohu.


Con esa actitud, China se pone por delante en favor de los más desposeídos, pues serán los países de menos recursos los que estarían en desventaja en una carrera por la adquisición, debido a la desenfrenada comercialización de las grandes industrias biofarmacéuticas.


Precisamente esa diferencia ya ha impactado en el transcurso de la pandemia: los países más ricos pudieron ofertar más a empresas fabricantes de ventiladores mecánicos, insumos médicos y pruebas para acaparar estos recursos, en detrimento de otras naciones.


Entre tanto, según la evaluación de la Organización Mundial de la Salud, cinco de las diez vacunas contra el sars-cov-2 en etapa de ensayos clínicos son de origen chino. La oms también señaló que, 123 vacunas están en la fase de evaluación preclínica.


Mientras llega la vacuna, los tratamientos antivirales se centran en atacar uno o varios frentes: evitar la entrada; evitar que escapen de las cápsulas; o inhibir la replicación. Esta triple vía de ataque ha sido muy exitosa contra el sida y representa una de las esperanzas, a corto plazo, para paliar el impacto de la covid-19.


Fuente: RT y PL

Escribir un comentario