covid 4525

Londres.- El 51 por ciento de los británicos considera que el Gobierno conservador del primer ministro Boris Johnson está haciendo un mal trabajo frente a la pandemia de Covid-19, según una encuesta divulgada hoy.

El sondeo realizado por la firma YouGov para la cadena Sky News señala que incluso un 24 por ciento de los que votaron por los Tories en las elecciones generales de diciembre pasado desaprueba su gestión.

Solo el 44 por ciento de las mil 663 personas entrevistadas entre el miércoles y jueves de la semana pasada opinaron que Johnson y su gabinete están haciendo un buen trabajo, agregó la televisora en su página digital.

Por áreas específicas, el 65 por ciento respaldó el multimillonario paquete de ayuda financiera al sector privado que introdujo el ministerio de Hacienda para evitar los despidos masivos durante la cuarentena, y el 54 por ciento dijo apoyar el enfoque económico en general.

En contraste, apenas el 30 por ciento cree que el Gobierno actuó bien a la hora de reducir las muertes por Covid-19, que sobrepasan ya las 43 mil 500, según datos oficiales, pero que algunos medios como el diario Financial Times cifran en 65 mil 700.

La mayoría de los entrevistados tampoco ve con buenos ojos la forma en que se manejó la distribución de los equipos de protección para el personal de salud, y el sistema de pruebas y rastreo de las personas contagiadas.

Según la encuesta, el nuevo líder del opositor Partido Laborista, Keir Sarmer, quien sustituyó en abril pasado al dimitente Jeremy Corbyn, obtuvo el apoyo del 42 por ciento de los entrevistados, sobre todo por su decisión de no confrontar de forma abierta cada una de las medidas tomadas por los conservadores contra la pandemia.

Johnson se dispone a seguir con el levantamiento gradual del confinamiento a partir del sábado próximo, para cuando se prevé la reducción del levantamiento social y la reapertura de bares, restaurantes, hoteles y otros lugares de ocio, aunque miembros de la comunidad médica temen que se produzca un segundo pico de la Covid-19.

En una entrevista que publica este domingo el diario The Mail on Sunday, el gobernante conservador se mostró confiado en la recuperación económica del Reino Unido una vez superada la crisis del coronavirus, y prometió construir más hospitales, escuelas y carreteras, a tono con las promesas que hizo durante la campaña electoral de diciembre de pasado.

También aseguró que no se volverán a aplicar las medidas de austeridad fiscal impuestas por su correligionario David Cameron tras la crisis financiera de 2008, ni se subirán los impuestos.

Escribir un comentario