pablo beltran

La Habana.- El comandante Pablo Beltrán, uno de los 10 negociadores del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, dijo que su presencia en Cuba obedece a una misión de paz, publican hoy medios locales.

El representante de la organización guerrillera en la mesa de diálogo con el Gobierno colombiano, instalada en La Habana, afirmó en entrevista con el sitio Cubadebate que su equipo se encuentra ''desligado totalmente de cualquier cuestión de operaciones militares''.

El grupo de negociadores es acusado por la administración de Iván Duque de estar involucrado en el ataque a la Escuela de Cadetes de Policía General Santander de Bogotá, ocurrido el 17 de enero del 2019 y que costó la vida a 22 estudiantes y al propio atacante.

Ese hecho fue empleado por el presidente colombiano para romper los diálogos de paz con el ELN y reactivar las órdenes de captura contra los miembros de la delegación, que se hallaban en la Isla desde mayo del 2018.

Cuba, como garante del proceso de paz, decidió respetar los protocolos para la ruptura de las conversaciones y no extraditar a los guerrilleros, lo cual ha sido empleado para acusarla de no combatir suficientemente el terrorismo e incluirla en la lista unilateral sobre el tema elaborada por Estados Unidos.

Al respecto, Beltrán asegura que fueron el Gobierno de Santos y el ELN quienes pidieron a la nación caribeña albergar la mesa, y que la consecuente actuación de esta con ese papel ha sido usada para atacarla.

Señaló que dada la estructura de la organización guerrillera ninguno de los representantes que se encuentran en La Habana está relacionado con el Estado Mayor, responsable de las operaciones militares, ni siquiera el propio Beltrán, quien es miembro del Comando Central.

''Es una ley de las negociaciones internacionales de paz proteger a las delegaciones negociadoras, y el mecanismo que se usa es firmar un protocolo de retorno seguro'', precisó y añadió que ninguno de los Estados que fungen como garantes del proceso va a deshonrar sus funciones.

Agregó que cada vez que haya conflictos tendrá que haber negociaciones, razón por la cual la comunidad internacional apoya la posición de los garantes como Cuba, que han reiterado al Gobierno de Bogotá que ''su posición de exigir el cumplimiento del protocolo de ruptura es invariable''.

Escribir un comentario