Irfaan Ali

Georgetown.- Guyana amaneció hoy aliviada por el final de cinco meses de incertidumbre y controversias políticas y con una nueva administración encabezada por el hasta ahora líder opositor y presidente, Irfaan Ali.

La victoria del candidato del Partido Progresista del Pueblo (PPP) en las elecciones del 2 de marzo fue confirmada luego 122 días de un dilatado proceso de conteo de votos colmado de constantes denuncias de fraudes y anomalías.

El reporte final de la Comisión Electoral señala que el PPP obtuvo 33 escaños parlamentarios, mientras que la hasta ahora gobernante coalición de la Unidad Nacional-Alianza para el Cambio (APNU-AFC), del presiente saliente, David Granger, logró 31.

Poco después de anunciados los resultados, Irfaan Ali, de 40 años, y extitular de viviendas en la anterior administración del PPP fue declarado el noveno presidente ejecutivo de Guyana.

También fueron nombrados Mark Phillips como primer ministro, el exmandatario Bharrat Jagdeo para el cargo de vicepresidente y Anil Nandlall nuevo fiscal general.

Según los números definitivos, el PPP obtuvo 233 mil 336 votos frente a 217 mil 920. Otros partidos menores sumaron cinco mil 214.

La trayectoria política del nuevo jefe del Ejecutivo guyanés incluye el desempeño, en anteriores gobiernos, de las carteras de Vivienda y Agua, Industria, Comercio y Turismo.

Es miembro del PPP desde hace más de 20 años y en el 2006 pasó a ocupar un asiento en el parlamento.

El nuevo mandatario es doctor en Filosofía y en Planificación Urbana y Regional de la Universidad de las Indias Occidentales.

En el programa de gobierno que presentó para las elecciones, Irfaan Ali incluyó como prioritario el mejoramiento de la economía, afectada con fuerza por la pandemia de la Covid-19 y el desempeño de una gobernanza inclusiva.

Otra promesa es la eliminación del Impuesto al Valor Agregado en áreas como la electricidad, el agua, la atención médica, los materiales de construcción y los equipos agrícolas, mineros y forestales.

 

Escribir un comentario