Jornada 23 del paro en Francia contra la reforma de la jubilaciónParís.- El bloqueo a terminales de buses en esta capital y los departamentos que la rodean marcó hoy el comienzo de la jornada 23 del paro en Francia contra la reforma de la jubilación.

Según la Prefectura de Policía, los uniformados "desbloquearon sistemáticamente la circulación de las terminales de París y la Pequeña Corona (Hauts-de-Seine, Seine-Saint-Denis y Val-de-Marne)".

A las 8:00 am, hora local, no quedaban instalaciones afectadas, precisó en su cuenta en Twitter.

El secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Philippe Martínez, acudió a la terminal de buses de Vitry-sur-Seine para apoyar a unos 300 huelguistas, quienes fueron desalojados, de acuerdo con el portal Franceinfo.

La CGT lidera al movimiento Intersindical que rechaza de manera enérgica la reforma de la jubilación impulsada por el gobierno, una promesa de campaña del presidente Emmanuel Macron consistente en establecer un sistema universal por puntos, que sustituya los 42 regímenes de pensiones actuales, y una edad de equilibrio de 64 años, aunque sin cambiar la de retiro (62).

Mientras el ejecutivo asegura que su propuesta traerá justicia social, amplios sectores de la sociedad, incluyendo las organizaciones políticas de izquierda, advierten que golpeará el bolsillo de los jubilados y beneficiará a los intereses financieros.

Los sindicatos no tienen una postura común, ya que la Intersindical se opone a todo el plan gubernamental y exige su eliminación, pero los reformistas, encabezados por la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), solo reclaman la anulación de la edad de equilibrio, que implica llegar activo a los 64 años para evitar descuentos en las pensiones y cobrarlas completa.

El transporte público es el más afectado por el paro que comenzó el 5 de diciembre, con pocos trenes internacionales, regionales y entre ciudades circulando, respecto al tráfico normal.

La Intersindical anunció que el 9 de enero será una nueva jornada en las calles de Francia contra la reforma, después de las multitudinarias manifestaciones del 5, 10 y 17 de diciembre.

Por su parte, el primer ministro Edouard Philippe convocó para el 7 de enero a los actores sociales, con el propósito de continuar el diálogo, tras la falta de resultados de las rondas de conversaciones del 18 y 19 de diciembre. (Prensa Latina)

Escribir un comentario