trump guido

Guaidó hizo nuevamente el ridículo, al autoproclamarse presidente del Parlamento unicameral y de la presidencia venezolana, siendo también presidente paralelo del parlamento

La Habana.- "Tengo como norma de vida no alegrarme jamás de las desgracias ajenas, pero lamentablemente, la palabra 'ridículo' en Latinoamérica tiene un nuevo sinónimo: Guaidó”. (...). "¡Qué fracaso ha de ser la 'política' de EE.UU. contra Venezuela, que ahora tiene que preocuparse hasta de una decisión parlamentaria!", declaraba en su cuenta oficial de Twitter el expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

Estas palabras, según publicó Sputnik, fueron la reacción de Correa ante la victimización del autoproclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó, quien afirmó haber sido víctima de un golpe de Estado.

El cargo que Guaidó ocupaba desde enero del 2019, ahora lleva el nombre de Luis Parra, una figura de la oposición que fue reconocida por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien declaró a vtv su acuerdo con lo establecido por la Constitución, la cual este 5 de enero eligió una nueva directiva de la Asamblea Nacional para el período 2020–2021.

Maduro expresó, además, que no es una sorpresa lo ocurrido en la Asamblea Nacional, ya que Venezuela y el mundo han sido testigos de cómo los diputados de la oposición han expresado, desde hace meses, su rechazo a Juan Guaidó.

Este domingo 5 de enero, a la 1:34 de la tarde (hora de Venezuela), el diputado opositor, antiguo miembro del Partido Primero Justicia, Luis Eduardo Parra, se juramentó como nuevo presidente del Parlamento venezolano al obtener 81 de los 140 votos emitidos en el Hemiciclo de sesiones, es decir, una mayoría simple.

Parra propuso como vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, que se encuentra en desacato desde el 2016, a Franklin Duarte, del Partido Copei por el Estado Táchira; y en la segunda vicepresidencia a José Gregorio Goyo Noriega, de la tolda opositora Voluntad Popular (el mismo partido de Guaidó), por el Estado de Sucre.

El diputado Juan Guaidó fue grabado en las afueras, sin entrar a la sesión parlamentaria. Según el diputado Francisco Torrealba, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Guaidó se resistió a entrar a la sede para no instalar la sesión, "dada la falta de votos" para ser reelecto.

En tanto, durante la juramentación, Juan Guaidó protagonizó una escena que inmediatamente dio la vuelta al mundo. Se le vio vestido con un traje azul intentando trepar sobre un enrejado, luego de que saliera nuevamente a las afueras del área del Hemiciclo para entrar, pero pasando sobre el piquete.

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, ridiculizó el fallido salto de Guaidó y refirió cómo opositores como Stalin González, primer vicepresidente saliente del Parlamento y otros conocidos diputados, entre ellos el expresidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, sí entraron por la puerta.

La jornada del 5 de enero no terminó en el Hemiciclo venezolano, de hecho se trasladó a la sede del diario antichavista venezolano El Nacional, adonde Juan Guaidó convocó una sesión donde terminó, nuevamente, autoproclamado presidente del Parlamento y por la investidura de ese cargo, en consecuencia, "presidente interino de Venezuela".

Fuera de la sede del Parlamento, sin quórum y con la "presencia" de diputados vía online, es decir, en plena contradicción con el Reglamento de Interior y Debates de la Asamblea Nacional, Guaidó relanzó su nombre al cargo y se autoproclamó presidente del Parlamento unicameral y de la presidencia venezolana, siendo también presidente paralelo del Parlamento, un hecho que, tal como su "presidencia interina" ilegítima, no tiene precedentes en la vida política venezolana.

Según el sitio Misión Verdad, este último evento parece indicar que la continuidad de la agenda de Trump para Venezuela mediante la presidencia artificial de Guaidó se consolida como única estrategia pese a sus fallidos resultados durante el2019.

Escribir un comentario