Viernes, 07 Diciembre 2018 07:56

Nuevo escándalo: Trump contrata a inmigrantes ilegales

Escrito por Nicanor León Cotayo

La Habana.- Victorina Morales es la migrante guatemalteca que desde hace años trabaja en uno de los campos de golf del presidente Donald Trump; incluso afirma que ha tendido su cama en muchas ocasiones.

La Associated Press (AP) reveló, este jueves, que personas indocumentadas trabajan, por ejemplo, en un campo de golf del mandatario.

The New York Times publicó que en este caso se trata, entre otras, de dos mujeres latinoamericanas ilegales que durante años han laborado para el presidente.

Dicha suntuosa instalación se encuentra ubicada en el municipio de Bedminster, Nueva Jersey.
El Times además reporta que allí los supervisores conocían que otros empleados tampoco poseían documentación legal.

Las empleadas Victorina Morales y Sandra Díaz se encargaban de la limpieza de la referida instalación.

Morales, guatemalteca, dijo que el supervisor le facilitó un carné de Seguro Social y tarjeta de residente permanente falsos.

Un comunicado de su abogado, Aníbal Romero, señala que el supervisor, a su vez, les profería insultos raciales y las amenazaba con deportarlas.

Hecho que hizo recordar episodios vividos en el seno de los inmigrantes que han venido formando parte de las caravanas procedentes de varios países centroamericanos.

Victorina Morales relató al diario que se sintió ofendida por los comentarios de Trump acerca de los inmigrantes que están ilegalmente en el país, a quienes llamó "delincuentes violentos".

Al mismo tiempo, denunció que el supervisor envalentonado por la expresión de Trump comenzó a maltratar verbalmente a los empleados, llamándolos "estúpidos inmigrantes ilegales".

Ella hizo saber al Times la eventualidad de ser despedida y deportada, pero tenía que alzar su voz.
Agregó que está solicitando asilo y analiza la posibilidad de presentar una demanda por maltrato laboral y discriminación.

El abogado de Victorina Morales, Aníbal Romero pidió que las autoridades federales y estatales investiguen el asunto.

Y en un comunicado señaló: "Este ambiente fue diseñado para intimidar a estas mujeres, causándoles temor por su seguridad y la de sus familias".

Ahora Donald Trump, por un lado, llega a movilizar unos 15 mil soldados contra los inmigrantes ilegales centroamericanos en la frontera, y por otro, sigue contratando a indocumentados como siervos en sus lujosas propiedades.

Visto 281 veces Modificado por última vez en Viernes, 07 Diciembre 2018 09:07

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found