Yander GuevaraLas Tunas.- Un día más en la oficina para el avileño Yánder Guevara: el Latinoamericano como escenario y en frente los Leones de Industriales, una combinación que se ha convertido en zona de confort para el diestro que refuerza a los Leñadores y que este viernes los condujo a una importante victoria de 3x1.

Guevara consiguió el éxito 16 de su carrera frente al equipo de la capital, una cifra que contrasta con los escasos cinco reveses que ha sufrido. Esta vez caminó 7,0 entradas sin permitir anotaciones, todo ecuanimidad en los pocos momentos complicados que tuvo, sobre todo en el inicio del choque, cuando la defensa de sus compañeros y el desacierto táctico rival le ayudaron a salir ileso. Más de dos años sin conocer la derrota ante el elenco habanero.
En el duelo entre dos de las ofensivas más temidas del campeonato primó sin embargo el picheo, a pesar de que Las Tunas consiguió sacar rápido del box al abridor azul. Después de dos entradas tranquilas, en la alta de la tercera los Leñadores aprovecharon un error de Yordanis Samón y tres boletos de Marcos Ortega para marcar par de carreras. Con las bases llenas Dánel Castro recibió pasaporte gratis y acto seguido Yosvani Alarcón remolcó otra con elevado de sacrificio al jardín izquierdo.
No pudo sobrevivir Ortega a ese episodio y Rey Vicente Anglada apeló rápidamente al relevista Frank Herrera, quien en el inning siguiente consiguió un gran cero después de haber tenido las bases llenas sin outs. El jardinero izquierdo Andrés de la Cruz bateó para doble play y Andrés Quiala se fue en foul fly al receptor, desperdiciando una gran oportunidad de ampliar el marcador.
A partir de ese momento, el partido se convirtió en un buen duelo entre Herrera y Yánder. El diestro de los Azules se mantuvo en el montículo hasta que el Alto Mando capitalino decidió enfrentar el último tercio con el pinero Jonathan Carbó y los de Pablo Civil le dieron la bienvenida fabricándole una carrera express en la apertura del séptimo: Quiala abrió la entrada con triple al bosque derecho y Yuniesky Larduet lo impulsó con cohete al izquierdo.
La salida del box de Yánder, tras otra gran actuación frente a los Leones, trajo al montículo al cerrador José Ángel García, ya acostumbrado a trabajos de seis outs con la camiseta tunera. Sin embargo, como ha sucedido ya varias veces en la segunda fase de la temporada, el veterano artemiseño se metió en problemas de inmediato, permitiendo sencillo de Frank Camilo Morejón y doblete del emergente Stayler Hernández.
Después, los dioses del béisbol castigaron el mal juego táctico local. Con hombres en posición de anotar, un buen batazo de Alberto Calderón al jardín de la izquierda se convirtió en doble play, ayudado por un pésimo corrido de Dayron Blanco y un certero disparo a la goma de Dailier Peña.
Pero quedaba historia en el Coloso del Cerro y a la altura del noveno inning José Ángel volvió a demostrar que anda lejos de sus mejores tiempos. Luego de retirar al líder de los bateadores, Yordanis Samón, el apagafuegos regaló dos boletos consecutivos, antes de que Jorge Enrique Alomá le llenara las bases con cañonazo al derecho.
No esperó más Civil, a quien el bullpen no lo deja dormir, y llamó a Yoelkis Cruz. Hace solo tres días había fallado estrepitosamente ante los Cocodrilos de Matanzas, pero esta vez Cruz aceptó un elevado de sacrificio que remolcó la única de Industriales y luego dominó a Oscar Valdés en rodado a la inicial que selló su primer salvamento de la campaña.
Alejado de todas las polémicas que han rodeado recientemente a los duelos Las Tunas-Industriales, el choque de este viernes representó la sexta sonrisa de los Leñadores en 10 encuentros del compromiso particular. Los monarcas vigentes se mantienen cuartos y exhiben balance de 43-32, alejados sólo dos juegos del líder Camagüey (45-30) y 2,5 rayas por encima del quinto puesto que ocupan los Elefantes de Cienfuegos (41-35). Industriales, con 40-35, se ubica a 3,0 juegos de Las Tunas.

Escribir un comentario