fut cuba Sandro Cutio

Las Tunas.- Sandro Cutiño se quedó a las puertas de convertirse en uno de los pocos futbolistas de Cuba que han levantado el título de una liga extranjera, pero su actuación como parte del Managua FC le deja hoy un futuro alentador.

El jugador originario de la provincia de Las Tunas, al oriente de la Isla caribeña, salió en el cuadro titular del equipo capitalino que el sábado cayó 1-3 ante el Real Estelí en el duelo definitorio del torneo Clausura pinolero, la primera competición de su tipo en el planeta que logró concluir en medio de la pandemia de la Covid-19.

Me gané la confianza del profe y de mis compañeros, y me dieron la oportunidad de estar en la gran final, declaró en exclusiva con Prensa Latina el espigado defensor de más de 1.90 metros de altura.

No logré el objetivo final de ser campeón, pero sí he logrado irme superando en lo personal y en lo profesional, para mí fue un reto cumplido, confesó el primer cubano en incursionar en el fútbol de esta nación centroamericana.

Parte de la prensa y la afición deportiva en Cuba siguió de cerca la actuación de Cutiño en la Liga Primera, toda vez que fue una de las pocas en el mundo que se mantuvo activa en estos tiempos; sin embargo, el resultado del juego final no fue el esperado.

Para mí no salió el Managua FC a la cancha, noté un poco de relajación al principio y eso le da confianza al otro equipo, porque tiene la pelota, te va desgastando al pasar el tiempo y después vienen los errores, explicó Sandro respecto a lo sucedido sobre el césped sintético del Estadio Nacional de Nicaragua. Nos anotan el primer gol de tiro libre, un excelente gol, y eso los motivó (al Real Estelí) y a nosotros nos bajó la energía y por ahí aprovecharon y nos fueron destruyendo poco a poco, resumió.

Por cuarta ocasión en cinco finales disputadas entre ambos clubes en los últimos años, el llamado Tren del Norte frustró los sueños de campeonato de los Leones Azules de la capital nicaragüense.

No obstante, la escuadra de Cutiño mantiene chances de disputar la Liga de Campeones de la Concacaf tras un repechaje para clasificar a los octavos de final, partidos que obviamente tendrán que esperar a que se resuelva la emergencia sanitaria en la región.

Tendremos unas vacaciones cortas porque hay que seguir entrenando para las Concachampions, por tanto me quedaré acá (en Nicaragua) y seguiré preparándome con el equipo, y ahí entonces decidiremos qué hacemos para el futuro, sostuvo el jugador.

Precisamente, ni Sandro ni Denis Salinas, el presidente del Managua FC tienen definido lo que sucederá en los siguientes meses entre el cubano y el club, aunque ambos dejaron clara su disposición de mantener el vínculo contractual.

Para la afición cubana que lo siguió, el tunero de 25 años se mostró agradecido de corazón.

A todas las personas que me escribían a diario antes de llegar esta gran noche les digo que no se logró el resultado, pero se hizo el intento, y que sigan esperando cosas buenas, señaló.

Cualquiera que sea el futuro que le espere a Sandro Cutiño, su nombre ya forma parte de la historia del fútbol cubano como el primer jugador que militó en el fútbol de Nicaragua.

Si todo marcha igual que hasta ahora, quizás su legado también sea recordado como el primero de muchos otros jugadores que llegaron hasta aquí, lo cual devendría una bocanada de aire fresco para el más universal de los deportes en la Mayor de las Antillas.

Escribir un comentario