97492408 256557485551271 6993027796721205248 n

Las Tunas.- Todos los que hemos tenido la inmensa oportunidad de cumplir una misión en el extranjero, sea el país que sea, sabemos del sacrificio, pero sobre todo, de la gran responsabilidad que extraña una tarea como esa. 

En estos tiempos de amenaza mundial de la Covid-19, creemos que el sentido del deber se acentúa aun más y es por eso que quisimos conversar con Arisdogan Mariño Tanis, quien desde el pasado mes de febrero tomó las riendas de la dirección deportiva del estado de Amazonas, en la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Arito, como cariñosamente lo llaman familiares y amigos, nos pone al tanto de las principales tareas que desarrollan en estos momentos, cuando la pandemia acecha a cualquier rincón del planeta.

¿Qué hacen por estos días en que las actividades deportivas tuvieron que detenerse?

Mira, desde que las autoridades de este país declararon la cuarentena para toda la población, estamos enfrascados junto a los colaboradores de la Salud en las labores de pesquisaje, tratando de visitar diariamente la mayor cantidad de viviendas posibles para evitar males mayores.

Todos aquí estamos en lo mismo, hay muchas personas que llegan al estado por diferentes vías, que no pueden ser controladas por la Guardia Nacional o por las autoridades competentes; y estamos movilizados para evitar que haya contagio de la enfermedad. Así que es esa nuestra principal misión en estos momentos.

Tenemos entendido que en Amazonas aún no se han detectado casos positivos de la Covid-19, ¿qué medidas le orientan ustedes a la población?

Las medidas son aquellas que todos conocen y se aplican en el mundo entero, por ejemplo, usar el nasobuco, evitar las aglomeraciones, salir lo menos posible de sus casas, lavarse las manos correctamente, en fin, lo que favorezca a las labores de prevención.

Y en cuanto a sus colaboradores, ¿cómo se cuidan?

Para eso también estamos organizados. Por ejemplo, no todos salimos al mismo tiempo, hemos creado grupos de trabajo en el pesquisaje o a la hora de resolver algún problema puntual, de manera que un día sale un grupo, otro día otro, y así nos cuidamos más.

Nuestro país no escapa a la pandemia. Un mensaje para el pueblo tunero.

A todo el pueblo de Las Tunas, a mis compañeros y amigos, a mi familia, que la quiero y amo mucho, les digo que se cuiden, confíen y cumplan con las medidas orientadas por el Gobierno. Quédense en casa y pa´lante, vamos a vencer este coronavirus, que no es más guapo que otras cosas que hemos vencido en todos estos años de lucha.

Sin dudas, es esta una difícil misión para los colaboradores cubanos en Venezuela. Sin embargo, tal como demuestra Arisdogan, la enfrentan orgullosos de aportar su granito de arena a una causa justa, signada por el sentido del deber.

Escribir un comentario